Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EPA

¿Son buenos o malos los datos de empleo?

La EPA del primer trimestre muestra la mayor creación de empleo desde 2007, pero también incluye el mayor aumento del paro en este periodo desde 2013

Cola de desempleados ante una Oficina de Empleo en el paseo de Acacias de Madrid.
Cola de desempleados ante una Oficina de Empleo en el paseo de Acacias de Madrid.

La Encuesta sobre Población Activa (EPA), el mejor termómetro para medir la salud del mercado laboral, publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a tres días de las decisivas elecciones generales del 28 de abril, permite a los partidos políticos interpretar los datos de empleo y paro como mejor le convenga. El actual partido de Gobierno, el PSOE, ha alabado la bondad de las cifras y la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha comparecido en rueda de prensa para explicar la estadística que ha valorado "muy positivamente". Los partidos de la oposición, por el contrario, pondrán el foco en los aspectos más oscuros de la encuesta. Pero, ¿son buenos o malos los datos de empleo?

EL MERCADO LABORAL EN EL PRIMER TRIMESTRE DE 2019

Datos de los primeros trimestres

uente: Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Creación de empleo

Las cifras sobre el mercado laboral referidas al primer trimestre revelan que en los últimos 12 meses se crearon 596.900 nuevos puestos de trabajos, lo que supone un incremento del 3,16%. Se trata de la mayor cifra desde 2007, cuando la crisis financiera aún no había dado su primer coletazo. Esta evolución, además, permite recuperar un ritmo de creación de empleo superior al 3%, una velocidad que se había perdido en los últimos trimestres. Aún así en comparación trimestral se perdieron 93.400 puestos de trabajo respecto al último tramo de 2018, algo habitual en la serie histórica. Desde 2007 siempre se destruye empleo en el primer trimestre por la fuerte estacionalidad del mercado de trabajo español.

Aumento del paro

Una de las notas más discordantes de los datos difundidos este jueves es que el desempleo sumó 49.900 personas durante el primer trimestre del año, el mayor número desde 2013. La cifra podría interpretarse como un mal dato. Sin embargo, el contexto ayuda a una mejor interpretación. El desempleo suele aumentar durante el primer trimestre del año. El mercado laboral suele ser muy estacional, afectado por las contrataciones de las vacaciones de verano, Semana Santa y rebajas. Los primeros meses del año, por tanto, se suele destruir empleo y aumentar el paro. Además, el hecho de que este año la Semana Santa haya caído a mediados de abril, en lugar de marzo, hacía presagiar unos datos peores. Los datos desestacionalizados, eliminados los efectos del calendario, arrojan un descenso del desempleo del 2,92% en lugar de una subida del 1,51%, según la estadística oficial.

Récord de indefinidos

El número de trabajadores con contrato indefinido en el primer trimestre ascendió a 12.124.000 personas, un 0,75% más que el trimestre anterior cuando aumentó en 89.900 personas. Es la mayor cifra de trabajadores indefinidos de la serie histórica de la EPA, según destaca el propio organismo oficial a través de su cuenta de Twitter.

Baja la tasa de temporalidad

La mayor parte de los puestos de trabajo que se destruyeron durante el primer trimestre fueron temporales: 185.800 puestos de trabajo menos. Algo lógico porque son los más inestables. En España hay ya 4.223.700 empleados con contratos temporales, lo que sitúa la tasa de temporalidad en el 25,88%, un total de 98 centésimas menos.

Máximos de contratos a tiempo parcial

El empleo a tiempo completo disminuye este trimestre en 99.400 personas, mientras que el empleo a tiempo parcial se incrementa en 6.000 trabajadores. El porcentaje de personas ocupadas que trabaja a tiempo parcial sube una décima, hasta el 14,90%. Durante el primer trimestre del año había en España 2.900.700 ocupados a tiempo parcial. Es la cifra más elevada de la serie histórica. En los 12 últimos meses el empleo a tiempo completo se ha incrementado en 510.500 personas y el empleo a tiempo parcial en 86.400.

Lo que parece claro a la luz de los datos es que pese a que el mercado laboral español resiste bien a los vaivenes que padece la economía en el exterior, sigue aquejada de algunos problemas que reclaman una reforma laboral. Es llamativo que la tasa de desempleo siga cerca del 15% tras seis años de fuerte recuperación o la elevada tasa de temporalidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >