Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Octavio Granado defiende que a largo plazo es mejor usar otros indicadores además del IPC

El secretario de Estado de la Seguridad Social ha defendido mantener el poder adquisitivo de los pensionistas a lo largo del ciclo económico pero con más variables que el IPC

A la derecha, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado
A la derecha, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado

Horas antes de que los grupos políticos, incluido el del PSOE, anunciaran que han llegado a un acuerdo en el Pacto de Toledo para la revalorización de las pensiones con el IPC, el secretario de estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, había lanzado un mensaje muy distinto sobre el futuro ideal de las pensiones. Ha asegurado por la mañana que cree que a partir de 2020 las pensiones deben revalorizarse cada año con un nuevo índice que sustituya al actual y garantice el poder adquisitivo de los pensionistas durante el ciclo. Ese indicador debería estar "vinculado evidentemente a la economía española, al crecimiento del PIB, al crecimiento de los ingresos del estado, al de las cotizaciones a la Seguridad Social junto a los precios", ha apuntado.

A continuación, ha añadido que esta actualización no debería depender cada año de un solo indicador: "Las indexaciones a largo plazo siempre causan problemas, tienen efectos perversos", ha declarado en la presentación de un estudio sobre pensiones.

Horas después de las declaraciones de Granado, la Comisión del Pacto de Toledo ha cerrado el acuerdo mayoritario para revalorizar las pensiones al IPC para garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas. Justo lo que Granados parecía poco recomendable. Todo parecía muy contradictorio con las palabras de Granado, y durante la presentación de los detalles del acuerdo, de hecho, varios periodistas han preguntado por ello a los grupos políticos.

Así que, después de la decisión anunciada por el Pacto de Toledo, el Ministerio de Trabajo ha matizado las declaraciones de Granado de este miércoles por la mañana en un comunicado. "El Secretario de Estado de la Seguridad Social considera necesario encontrar la mejor fórmula [que la revalorización del IPC] que dotará de estabilidad al sistema y garantizará el mantenimiento continuado del poder adquisitivo de las pensiones", explica el comunicado.

El comunicado aclara que Granado considera que el IPC es la referencia obligada a tener en cuenta y que para recurrir a otros indicadores, como la subida del PIB, los ingresos del Estado y el aumento de las cotizaciones, sería necesario un nuevo acuerdo en el Pacto de Toledo.

El supuesto nuevo indicador

Durante su exposición de la mañana, Granado ha defendido que la Seguridad Social debe compensar a los pensionistas por las pérdidas de poder adquisitivo en los últimos años. Lo ha justificado exponiendo que han estudiado lo sucedido en Europa desde 2007 y que han concluido que España forma parte de un grupo de países, junto con Irlanda o Portugal, aunque en mucho menor medida, en el que las pensiones habrían perdido terreno. Y que hay que "reponer ese poder adquisitivo".

En esa reposición ha indicado que están las subidas previstas para este año y el que viene, ambas del 1,6%. Sobre ellas ha aclarado que este año el Gobierno pretende compensar las prestaciones si finalmente los precios suben por encima de ese porcentaje. No obstante, Granado no ha aclarado cómo pretendería hacerlo si eso sucediera.

A partir de 2020, debería estar listo ese indicador "nuevo" del que ha hablado el máximo responsable de la Seguridad Social en la sede del Consejo General de Economistas. En él ha dejado claro que no le gustan las subidas automáticas vinculadas al IPC cada año y ha abogado por un "sistema dinámico que garantice el poder adquisitivo". En ese sistema, Granado ha añadido después, a preguntas de los periodistas, que "la economía debería contribuir al Fondo de Reserva".

Más información