Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en pensiones supera en junio por primera vez los 9.000 millones

Supone un incremento del 3% respecto al mismo mes del año anterior

Manifestación de pensionistas a las puertas del Congreso el 22 de febrero. En vídeo, declaraciones de la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio.

El gasto en pensiones ha superado por primera vez la cifra de los 9.000 millones de euros al mes. En junio, la Seguridad Social destinó al pago de las prestaciones contributivas 9.009,81 millones, un 3% más que en el mismo mes de 2017, según datos publicados este lunes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Una década antes, en 2008, la nómina de julio ascendía a los 6.138,6 millones. O lo que es lo mismo, un incremento del 46% en medio de la crisis.

Este aumento del 3% interanual en el desembolso de las pensiones se debe, por una parte, a que el número crece un 1,13% hasta las 9,6 millones, un nuevo récord del sistema. Por otro, a que la pensión media —que comprende las de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares— aumenta un 1,84% hasta los 937,19 euros. La pensión media solo de jubilación alcanza los 1.083,67 euros, un 1,93% más respecto al año anterior. Estas subidas de la prestación media obedecen a la revalorización vigente hasta ahora del 0,25%, y al hecho de que las nuevas pensiones que entran son bastante más elevadas que las que salen.

La nómina mensual de la Seguridad Social crecía a ritmos del 8,5% en 2008. Pero la revalorización del 0,25% que se aplica desde 2014 y la reforma de las pensiones de 2011 —que incluía ampliar el periodo que se toma para calcular la pensión y elevar poco a poco la edad de jubilación—, han contenido las tasas de crecimiento. Hasta situarlas el entorno del 3%.

El gasto en pensiones supera en junio por primera vez los 9.000 millones

Una vez se aprueben los Presupuestos esta semana, la actualización de las pensiones no será del 0,25%. En su lugar, habrá una revalorización del 1,6% para todas y del 3% para las mínimas. Y una todavía mayor de las de viudedad. Lo que según cálculos presupuestarios podría llevar la tasa de incremento del gasto hasta el entorno del 4,8%.

Al mismo tiempo, los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social están aumentando un 5,8%, si bien crecen desde una base algo más pequeña que los gastos. Así que con esos números el déficit del sistema no bajaría, estabilizándose en los 18.000 millones siempre que la recaudación por cuotas siga avanzando a esas velocidades tan robustas. En relación al Producto Interior Bruto, el déficit bajaría un poco al engordar el denominador.

Por otra parte, la pensión media de jubilación de las nuevas altas ha descendido un 2,61% y se coloca en los 1.369 euros. Este descenso sobre las entradas del año anterior puede achacarse a varios motivos. Una explicación es que al calcular la nueva pensión esta se actualiza con el IPC de cada año. Y la inflación de los últimos ejercicios ha sido negativa y, por lo tanto, ha contribuido a que baje la prestación inicial. Otra puede ser que se están jubilando personas con carreras laborales más cortas y peores debido a la crisis. Y otra razón esgrimida es que ya les esté afectando la reforma de las pensiones de 2011. En todo caso, algunos expertos consultados consideran que esta caída puede ser puntual y que lo normal sería que las prestaciones de las nuevas altas vuelvan a repuntar.