Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos impuso 546 medidas restrictivas a los productos españoles entre 2009 y 2017

El Banco de España cree que las exportaciones españolas podrían haber crecido tres puntos porcentuales más sin las restricciones impuestas por otros países

Un barco mercante atracado en el Puerto de Algeciras.
Un barco mercante atracado en el Puerto de Algeciras.

Estados Unidos ha impuesto a las importaciones procedentes de España un total de 546 medidas restrictivas entre 2009 y 2017, de acuerdo con los datos recopilados por el Banco de España en un estudio sobre Las medidas proteccionistas no arancelarias y las exportaciones españolas publicado este lunes por el organismo.

Lo que analiza el Banco de España son las medidas restrictivas que difieren de los aranceles y que incluyen, entre otras, ayudas financieras a la industria nacional, la introducción de condiciones en los proyectos de licitación pública que conduzcan a establecimientos de limitaciones efectivas a los competidores extranjeros o la exigencia de requisitos fitosanitarios que han de cumplir los productos importados.

El Banco de España afirma que Estados Unidos se ha mostrado "especialmente activo" en el uso de este tipo de medidas. Así, mientras que China o España han introducido desde 2009 en torno a 300 barreras comerciales no arancelarias, Estados Unidos ha implementado, en este mismo periodo, más de 1.400 nuevas medidas proteccionistas de esa misma naturaleza.

Y de ellas, 546 han afectado directamente a productos españoles, especialmente en la rama de la metalurgia. El Banco de España recuerda que en 2009 Estados Unidos aprobó un nuevo programa que imponía la condición de que todos los productos de acero y aluminio utilizados bajo el paraguas del programa fuesen de fabricación estadounidense, mientras que en 2017 este mismo requisito se ha impuesto para la instalación de sistemas de seguridad en el transporte ferroviario.

Debido a este tipo de medidas, el crecimiento de las exportaciones destinadas al país que impone una barrera no arancelaria es 3,1 puntos porcentuales inferior al de las exportaciones de la misma empresa y el mismo producto destinadas al resto de países.

De hecho, en el caso de España, en ausencia de la imposición de nuevas barreras no arancelarias, el crecimiento anual agregado de las exportaciones españolas en términos nominales podría haber sido en torno al 14% entre 2009 y 2013, frente al 11% observado, es decir, tres puntos más de crecimiento en ese periodo.

Efectos muy severos del proteccionismo

El Banco de España indica que como "contrapeso" al impacto del incremento de estas medidas no arancelarias en determinados mercados desarrollados, las negociaciones abiertas entre la UE y otros destinos de América Latina, como Mercosur o México, podrían, en caso de culminar en acuerdos plenos de libre comercio, beneficiar especialmente a las empresas españolas, dado su experiencia en algunos sectores con un elevado potencial de crecimiento en estos países, como es el caso de la obra pública.

A modo de ejemplo, el organismo destaca que en el primer año transcurrido desde la adhesión de Ecuador al acuerdo de libre comercio de la UE con Colombia y Perú, en enero de 2017, las exportaciones españolas de bienes a dicho país han aumentado un 47%, frente a un crecimiento del 4,8% en el caso de las exportaciones de Alemania, Francia e Italia.

Junto con las medidas no arancelarias, el Banco de España recuerda que recientemente Estados Unidos ha introducido aranceles a la importación de acero y aluminio, medida cuyo impacto, en principio, será "relativamente reducido", si bien el organismo advierte de que las consecuencias sobre el comercio y la actividad económica mundiales podrían llegar a ser "muy severas" si la medida desencadena sucesivas rondas de medidas de represalia mutua entre los distintos países afectados.

España considera "injustificados" aranceles de Estados Unidos a aceitunas

El ministro de Agricultura español, Luis Planas, calificó este lunes de "injustificada" la decisión de Estados Unidos de imponer derechos antidumping a las aceitunas españolas y pidió a la Comisión Europea que estudie "medidas compensatorias".

Planas instó a Bruselas, encargada de la política comercial del bloque, a "redoblar" esfuerzos para evitar el incremento de aranceles, en un contexto de tensión comercial con Estados Unidos por sus pesados aranceles al aluminio y acero europeos.

"La aceituna de mesa es tan legítima en su defensa por parte de España y de la Unión Europea como lo pueda ser el acero o el aluminio", aseguró el ministro de Agricultura en Luxemburgo, donde se reunió con sus pares del bloque.

Tras imponer en enero aranceles provisionales de hasta un 20%, Washington anunció el 12 de junio la imposición de derechos antidumping y derechos compensatorios a las aceitunas españolas, una decisión que deberá confirmar la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (ITC) el 24 de julio.

El departamento estadounidense de Comercio apuntó en su decisión que las aceitunas importadas de España se venden entre un 16,88% y un 25,5% menos del precio real y que los subsidios a los productores oscilan entre el 7,25% y el 27,02%.

La Comisión "ha efectuado ya gestiones" para intentar evitar la medida, explicó Planas, quien urgió a renovarlas antes del 24 de julio para poder "dar una respuesta unida a nivel europeo" en caso de confirmarse ese aumento de aranceles "exorbitante, injustificado".

El ministro español apuntó así a eventuales "medidas compensatorias" y asimismo a "alguna actuación cerca de la Organización Mundial del Comercio" (OMC). "Corresponde evidentemente a la Comisión el poderlo valorar", agregó.

Para Planas, la disputa es un asunto europeo, ya que la decisión estadounidense "cuestiona algunos componente de la Política Agrícola Común (PAC)", por lo que "hoy es la aceituna negra de mesa y mañana puede ser otro producto agroalimentario".

El ejecutivo comunitario consideró el miércoles "simplemente inaceptable" la decisión de Estados Unidos y advirtió que actuará "en consecuencia" tras la imposición final prevista en julio.

En 2017 las importaciones de aceitunas españolas a Estados Unidos tuvieron un monto de 67,6 millones de dólares.