La electricidad de los hogares en España es la sexta más cara de la Unión Europea

En la segunda mitad de 2017 el precio por 100 kilovatios hora fue de 21,8 euros, frente a los 20,5 de la UE

Contadores eléctricos inteligentes en un edificio de viviendas de Barcelona.
Contadores eléctricos inteligentes en un edificio de viviendas de Barcelona.Albert Gea (Reuters)

España es el sexto país de la Unión Europea (UE) con el precio más caro de la energía eléctrica en los hogares, según los datos publicados este miércoles por Eurostat. En la segunda mitad de 2017 el importe medio por 100 kilovatios hora (kWh) fue de 21,8 euros, frente a los 20,5 de la media europea. Sin impuestos, España se sitúa en la tercera posición en precio, solo por detrás de Irlanda y Bélgica.

Más información
Acceso universal a la energía: mucho más que electricidad
El precio de la electricidad sube más en España que en la UE por la sequía
¿Qué sabes del nuevo contador eléctrico?

Los países en los que la electricidad es más cara son Alemania, donde el kWh son 30,5 euros de media; seguido por Dinamarca con 30,1 euros; Bélgica (28,8 euros); Irlanda, con un precio de 23,6 euros y Portugal con 22,3. Por el contrario, los países de la unión con el menor precio de la electricidad de los hogares fueron Bulgaria, donde el kilovatio hora es de 9,8 euros; Lituania (11,1 euros) y Hungría con 11,3 euros.

España se mantiene por tanto entre los países más caros en este aspecto pese a que el país ha registrado una bajada interanual del importe de la electricidad en los hogares del 4,7% en la segunda mitad de 2017 frente al mismo periodo de 2016. En el conjunto de la UE, la reducción ha sido del 0,2% y en la Zona euro del 0,1%. Los mayores aumentos en el precio de la electricidad en los hogares entre la segunda mitad del año 2017 y el mismo periodo del año anterior se registraron en Chipre, con un 12,6%; Rumanía, en un 7,2%; y Malta 7,1%; mientras que las mayores bajadas, por el contrario, fueron en Italia, con un 11,1% menos y Croacia (7,5%).

Si no se cuentan los impuestos, España se sitúa en la tercera posición en precio, pese a que es uno de los países europeos en los que es menor la proporción de impuestos y tasas en la fijación del precio de la electricidad de los hogares. Mientras que en el conjunto de la Unión Europea el 40% del importe de esta energía son impuestos, en España lo es solo el 21%. Con este porcentaje, el precio elevado de la electricidad en el país se explica en parte a la necesidad y el coste de exportar energía, lo que la encarece.

Así, España se sitúa en el quinto país con menos impuestos en electricidad de los hogares, por detrás de Malta (5%); Bulgaria, donde es el 17%; y República Checa y Croacia, ambas con un 18%. El porcentaje varía en gran medida entre los Estados miembros, llegando hasta a un máximo del 69% en Dinamarca.

Precio medio en euros de la electricidad de los hogares por 100 kWh en la segunda mitad de 2017.
Precio medio en euros de la electricidad de los hogares por 100 kWh en la segunda mitad de 2017.Eurostat

El cuarto país más caro en gas

En cuanto al precio del gas, España fue el cuarto país con los importes más altos en los hogares en la segunda mitad de 2017, con 8,65 euros por 100 kilovatios hora de media —un 0,9% más que el año anterior—, solo por detrás de Suecia, con 11,25 euros y Dinamarca (8,75 euros) e Italia con 8,74 euros. Por el contrario, los precios más bajos se registran en los hogares de Rumanía, donde se sitúa de media en 3,09 euros por 100 kWh; Croacia y Hungría, ambas con un importe medio de 3,66 euros; Bulgaria (3,75 euros); Letonia con 3,93 euros; Lituania con una media de 3,95 y Luxemburgo con 3,98 euros.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS