Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de la electricidad alcanza el máximo en lo que va de año

El megavatio por hora valió este lunes más de 182 euros entre las 19 y las 20 horas para las tarifas reguladas, por “ajustes” en las fuentes de generación

Poner la lavadora, calentar el agua, cocinar con placas eléctricas o, sencillamente, encender la luz, ha sido este lunes más caro que en cualquier otro momento de los últimos meses. A las 19 horas el precio de la electricidad alcanzó el pico máximo en lo que va de año, es decir, 182,54 euros por megavatio por hora, señaló la Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales de España (FAIIE) con datos de Red Eléctrica. Se trata del coste de facturación de energía activa PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor, antes llamada “tarifa de último recurso”), la tarifa regulada que cada día cambia según los precios mayoristas que se extraen de una subasta diaria en la que se compra a los productores la energía por fuentes de producción y según la demanda.

El coste de la energía para los clientes que se acogen al PVPC, tarifa que utiliza cerca de la mitad de los hogares españoles, varía cada hora. Así que, para todos los usuarios que tengan un contador inteligente efectivamente integrado en el sistema de telegestión, y estén suscritos a este tipo de tarifa, los precios este lunes se dispararon durante algunas horas. El PVPC incluye el término de energía de los peajes de acceso (un coste fijo que establece el Ministerio de Energía), los cargos y el coste de producción. No incluye impuestos.

El valor del megavatio por hora para el PVPC, que entre las 16 y las 17 horas rondó este lunes los 120 euros, aumentó de forma abrupta entre las 17 y las 18 horas, al llegar a los 170 euros. Y en la hora posterior, entre las 18 y las 19 horas, escaló hasta los citados 182,54 euros, superando el nivel alcanzado el 25 de enero pasado, en la franja horaria de entre las 21 y las 22 horas, en las que se tocaron los 182,05 euros, máximo registrado hasta ayer en lo que va de año.

El precio de la electricidad alcanza el máximo en lo que va de año

La causa última de este aumento repentino y temporal no ha sido detallada ni por el Ministerio de Energía ni por Red Eléctrica. La factura que abonan los usuarios tiene tres componentes: el que se deriva de la subasta mayorista entre las eléctricas; unos peajes fijos que determina la Administración y los llamados “ajustes”. En la mayor parte de los casos, el aumento se debe a las fluctuaciones de la subasta porque los peajes están congelados. Pero en la subida de la tarde de este lunes, el incremento se debió casi íntegramente a los “ajustes”, sin que se haya determinado en detalle cuáles fueron.

El departamento que dirige Álvaro Nadal consideró que la razón estriba en un factor puntual en los servicios de ajuste y señaló que permanecerá atento por si esta tendencia fuera más permanente.

¿Es la situación tan preocupante como en enero de 2017?

Los precios este lunes, durante algunas horas, superaron incluso los del momento récord de enero. Sin embargo, la subida se concentró en un periodo muy concreto de tiempo. En enero, fue sostenida a lo largo de la jornada y de varios días, porque los precios mayoristas de la subasta fueron elevados durante más de una semana, ante la necesidad de usar gas y carbón. Además, en aquellos días, el nivel de demanda creció mucho coincidiendo con la ola de frío que azotó la península.

Los precios aplicados para el PVPC por días y horas pueden verse en esta página web de Red Eléctrica y e.Sios, el sistema de información del operador del sistema.

En principio, en el caso de este lunes, la demanda para esta época del año es inferior a la de otros ejercicios y está muy por debajo de las que se registran durante las olas de calor del verano (por la mayor utilización de los aparatos de aire acondicionado) o de los días más fríos del invierno (en pocas zonas de España es necesaria todavía la calefacción durante el día).

Una cuestión de “ajuste”

El coste del kilovatio para los usuarios de PVPC depende de tres elementos (a los que se añaden los impuestos): el precio de la subasta mayorista (según la fuente de producción, es más elevado o menos), la parte de los peajes (un coste fijo y que establece el Ministerio de Energía) y un tercer elemento, llamado el “ajuste”. Este tercer apartado es el que, según varios expertos, desvió al alza los precios. 

Dentro de este concepto está la llamada reserva de potencia adicional a subir, un servicio que se puso en marcha hace cuatro años y que sirve para reemplazar la producción de unas centrales con centrales de otro tipo, cuando las primeras, por una razón u otra, estén paradas, explica Jorge Morales, director de la comercializadora Próxima Energía. Los costes de este servicio se dispararon  a finales de la jornada del lunes, afectando de esta manera al precio final.

Para conocer la concreta naturaleza de esta sustitución ¿qué centrales eventualmente pararon la generación eléctrica y por qué; en qué zonas de España la demanda superó la oferta disponible? será necesario esperar mucho tiempo, porque los detalles de las ofertas diarias por parte de las productoras no se pueden conocer de inmediato. No obstante, la portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Ileana Izverniceanu, anunció haber solicitado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que explique por qué se produjo esta subida.

Menos hidráulica y más ciclo combinado

En cuanto a la subasta, también es importante señalar que el aporte a la producción del ciclo combinado, que se pone en marcha cuando existen problemas de suministro de las otras fuentes y que funciona con gas y carbón —un método más caro con respecto a los demás—, fue de un 25,1% frente al 17% del 24 de octubre de 2016 (que, al haber sido un lunes, se toma como referencia de hace un año comparable a este lunes). Este 23 de octubre, a la hora más cara, el megavatio por hora para el PVPC costó algo más de 182,50 euros. Hace un año, el lunes 24 de octubre de 2016, costaba a esa hora alrededor de 132,80 euros, un 37% más.

Por el contrario, la generación hidráulica, más barata, fue baja este lunes, apenas un 3,4%, frente al 10,3% de hace justo un año, debido al bajo nivel de los embalses por la sequía. Según las valoraciones de los expertos consultados, las lluvias recientes no han mejorado la situación de forma relevante.

Tras haber analizado estos datos, los ingenieros industriales aconsejaron desplazar los consumos energéticos del hogar fuera de la franja horaria de 18 a 22 horas de este lunes. Desde FAIIE señalan al Gobierno el hecho de que un incremento paulatino de los precios de la energía eléctrica se observa desde finales del mes de agosto. Por ello, “parecería aconsejable adoptar algún tipo de medidas para moderarlos”, sugirieron.

¿Mejor la tarifa regulada o la libre?

El aumento de precio afectó alrededor de la mitad de los consumidores, los que tienen contratado el servicio eléctrico a través de comercializadora en PVP. El resto, en el que se cuenta la mayoría de las empresas y comercios, está sujeto a la llamada tarifa libre, que se fija cada año con la comercializadora por contrato (puede ser una tarifa plana, o revisable en plazos predeterminados, o una cuota que puede variar según lo que establece con su cliente la empresa que comercializa energía).

¿Es más barata la tarifa regulada o el mercado libre? Depende. La tarifa libre está sujeta a las ofertas que acuerden los consumidores con las eléctricas, mientras que la regulada o de PVPC está influida por los precios mayoristas, que se fijan cada día en subastas. En ellas se compra la electricidad a los productores, lo que hace que el coste del kilovatio esté sujeto a las condiciones de producción de cada día e incluso cada hora. En los períodos de fuerte aumento de este precio, muchos usuarios se preguntan si no merece la pena pasarse a la tarifa libre.

Un informe de la CNMC que comparaba los dos tipos de tarifa en 2016 señaló que las reguladas eran un 5% más convenientes que las tarifas libres, de media. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el estudio se refería al año pasado y que los datos pueden cambiar de un año a otro. Lo que significa que no existe ningún elemento que garantice que en 2017 esta ventaja se confirme.

Un problema desde el arranque de 2017

Los consumidores ya sufrieron una fuerte subida de precios de la energía para la tarifa regulada en el arranque del año. En enero, en plena ola de frío, el kilovatio comenzó a subir en los mercados mayoristas y, de ahí, se trasladó a la parte variable del recibo de la luz de aquellos hogares con tarifas PVPC. En aquel momento, se había producido una especie de tormenta perfecta: la necesidad de comprar energía producida por ciclos combinados ante la baja producción hidroeléctrica y eólica, se sumó a que España no recibía apenas electricidad de origen nuclear de Francia, por el parón de gran parte de las centrales de dicho país.

Ante la escalada de precios, el ministro de Energía anunció en aquel entonces que la Comisión Delegada del Gobierno de Asuntos Económicos había adoptado una serie de medidas para incrementar la oferta de gas en el mercado y poder abaratar los precios. Nadal admitió que el funcionamiento del mercado gasista (del que se alimentan los ciclos combinados) era mejorable y que el encarecimiento del gas natural metía presión al mercado eléctrico mayorista. Para ello, aseguró que se ponía en marcha un creador de mercado para que consiguiera más oferta de gas y más competencia.

Al menos de momento, sin embargo, el invierno llega y esas medidas no parecen haber surtido demasiado efecto. De hecho, la CNMC instó al Ministerio de Energía a aprobar las obligaciones que deberán cumplir los operadores dominantes del sector gasista (Gas Natural Fenosa y Endesa) para actuar como creadores de mercado, una medida que Energía no aplicará de inmediato. El organismo de control recordaba que, aunque había mejorado ligeramente, seguía siendo escaso el volumen de gas negociado a través de Mibgas, apenas el 2% del total de la demanda en España en su primer año de funcionamiento, un nivel muy inferior al de otros mercados europeos. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información