Los mandos intermedios, los que más poder adquisitivo pierden con la crisis

Los directivos son los únicos que compensan la inflación con aumentos salariales

Los mandos intermedios son los que más han visto caer su poder adquisitivo con la crisis, según el informe Evolución salarial: 2007-2014, elaborado por la empresa de recursos humanos Icsa y la escuela de negocios EADA. Pese a que el salario de este colectivo ha subido un 5,2% desde 2007, su capacidad de compra ha disminuido un 7,83% desde entonces (debido al alza del 13,1% de la inflación) y su posición en la brecha salarial entre directivos y empleados se aleja cada vez más de los primeros y se acerca a los segundos.

El incremento salarial de los cargos intermedios fue del un 0,32% en 2014 respecto al ejercicio anterior y la retribución media se situó en 36.637 euros. Si hace ocho años su retribución media representaba el 50,6% de la de un directivo, el año pasado esta cifra cayó al 46,5%. La diferencia salarial con los trabajadores, en cambio, disminuyó: en 2007, un empleado percibía el 56,3% del sueldo de un mando intermedio y en 2014, el 59,4%.

“Los mandos intermedios se están diluyendo y lo que vemos ahora son modelos organizativos más planos. Las empresas viven un momento de supervivencia, así que reasignan funciones entre la plantilla que les queda”, ha afirmado este miércoles en Barcelona el presidente de Icsa, Ernesto Poveda, durante la presentación del informe. Sus puestos han ido perdiendo funciones que han asumido los directivos o incluso otros empleados de menor jerarquía, según ha explicado.

Esto conlleva a que, a la hora de contratar a alguien, se oferten puestos con más  responsabilidades que las que tenía su antecesor y con menores retribuciones. “En las organizaciones, el personal se divide ahora entre los que estaban desde antes y los que van entrando. Cada vez que se incorpora alguien nuevo, lo hace con condiciones diferentes. Se intenta ahorrar por todos los medios, pero no de la forma adecuada”, afirmó Poveda.

El sueldo medio anual de los empleados en España subió un 2,11% en 2014 hasta situarse en 21.757 euros, según el estudio realizado con los datos de más de 80.000 asalariados. Este ligero repunte ha contribuido a reducir la pérdida acumulada de poder adquisitivo desde que iniciara la crisis: en 2013, ésta fue de un 4,7% menos que en 2007 y el año pasado, un 2,03% menos. “Los salarios han tenido un cierto repunte y si la gente no lo nota es por la precarización del empleo. Si el trabajador tiene un contrato parcial y jornadas de tres o cuatro horas, la subida de las retribuciones no se siente”, ha explicado Poveda.

El sueldo de los directivos, en cambio, se redujo un 1,85% —después de cuatro años de subidas— hasta los 78.840 euros. Sin embargo, son los únicos que han ganado poder adquisitivo durante la crisis: un 1,64% más desde 2007. Entre ellos, los más beneficiados han sido los directores de recursos humanos, cuyos salarios se han incrementado un 22% desde 2007. Los directores generales, en cambio, los han visto disminuir un 18% desde entonces. El informe recoge que estos últimos “han quedado lejos de sus objetivos, asociados a la cifra de beneficio” mientras que los primeros “lo estaban [asociados] a la reducción del coste laboral, lo que en general se ha conseguido vía reestructuraciones o reducción de sueldos y de beneficios extra-salariales”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción