Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte varapalo a la taquilla 'extranjera' del cine español

"No sabemos vendernos, solo salimos en los medios por las malas noticias", sostiene Fernando Trueba

El cine español sufre un nuevo retroceso, esta vez de puertas afuera: en 2010, las películas de producción nacional recaudaron en el extranjero 90 millones de euros... frente a los 144 obtenidos en 2009. Una nueva cifra negativa para el sector. Y un nuevo motivo de lamento para quienes, como Fernando Trueba, consideran que el cine español solo sale en los medios de comunicación cuando hay malas noticias.

Cada año, Madrid acoge tres días de encuentros y proyecciones para periodistas, distribuidores y agentes de ventas extranjeros, para empujar el cine español en el exterior. Dentro de estas jornadas, bajo el título Madrid de cine, la FAPAE, la asociación de productores audiovisuales, presenta los datos de la exportación de las películas españolas.

La recaudación cayó de 144 millones en 2009 a 90 en 2010

Pese a la caída en la taquilla extranjera, el cine español sigue recaudando más fuera que dentro (en concreto, la recaudación doméstica total en 2010 fue de 80,27 millones de euros frente a los 90 mencionados). El número de estrenos españoles (en los 19 países de los que la empresa Rentrak, principal auditora de la taquilla mundial, tiene datos) llega a 222 (de 91 títulos, que algunos se repiten en varios países), con lo que se ha incrementado un 18%, pero la caída de recaudación ha sido brutal: en 2009 fueron 144 millones de euros. Esa diferencia del 37.5%, a juicio de Pedro Pérez, presidente de FAPAE, se debe al efecto provocado por la película Planet 51: "Ella sola hizo 50 millones de euros en 2009".

Y eso lleva a la otra parte del desayuno en el que se publicitaban estas estadísticas: el complicado futuro del cine español... según se mire. Junto a Pedro Pérez estaban Fernando Trueba, padrino de los encuentros, y Gonzalo Salazar-Simpson, presidente de AEC, los productores de cine. Salazar-Simpson avisó sobre la necesidad de buscar fuera la financiación, porque en España no se está apostando por los incentivos fiscales como en otros países (incluido EE UU) y por la necesidad de independizarse del control de las televisiones, apostilló Trueba, quien avisó de la dramática relación de las televisiones con el cine, muy distinta que en el resto de Europa, y explicó que, a su juicio, las privadas están en manos extranjeras y la pública está descapitalizada, sin publicidad.

Entonces, ¿cuál es la solución, lanzarse al extranjero o exprimir a las televisiones? La cuestión no se aclaró, más allá de las habituales perlas del director de Chico y Rita: "No sabemos vender el cine español. Debemos recuperar a los medios de comunicación, porque solo salimos en ellos por las malas noticias", frase que apuntilló muy poco después: "Leo prensa inglesa y francesa, y muy poca española". Más: "No me planteo cómo recuperar al público. Como creador solo pienso en escribir bien el guión. Perseguir al público es igual de imposible que correr detrás de la juventud. Siempre he envidiado el chauvinismo de los franceses. Si lees su prensa cinematográfica, cada mes hacen cinco obras maestras. Aquí sufrimos el ataque de ciertos medios, y esa ayuda no la necesitamos, que ya nos iba mal sin ella". Y sobre la pequeña pantalla: "En la tele solo se ven idiotas, delincuentes y calumniadores, nunca poetas o filósofos. Creamos una sociedad enferma porque vemos a los buenos como tontos y a los malos como inteligentes".

Al acabar el encuentro, Salazar-Simpson aclaró algunos términos: "Los productores sí debemos pensar en el público, y ser conscientes de que Occidente vive un terremoto económico que, para el cine español, debe suponer un cambio del modelo de negocio. Necesitamos inversores extranjeros y temas universales". También dejó claro que el ejemplo de Planet 51 es habitual en la industria: "Las productoras no se musculan, cada vez se atomizan más y pierden fuelle. Vivimos de empujones individuales". Por cierto, la película española más taquillera en el exterior en 2010 fue Conocerás al hombre de tus sueños, de Woody Allen. Le siguieron El secreto de sus ojos, Planet 51 y Buried. Solo esta última es de producción íntegramente española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de junio de 2011