Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estado de alarma | Las reivindicaciones

USCA pide trabajar 250 horas menos y mantener el salario

El sindicato entregó su documento el pasado miércoles

A las siete de la tarde del viernes, en pleno bloqueo de espacio aéreo español, los controladores aéreos entregaron un resumen por escrito al secretario de Estado de Transporte, Isaías Táboas, de su propuesta de convenio colectivo, que establece un recorte de la jornada laboral anual de 1.670 a 1.420 horas en el año 2013, entre otras medidas. La propuesta había estado surgiendo en la mesa de negociación, hoy completamente rota. El miércoles ambas partes se habían entregado ya un documento completo, según el sindicato USCA. El ministro de Fomento, José Blanco, mostró ayer el resumen del viernes que, para su departamento, sintetiza el retorno de este gremio al "privilegiado" estatus anterior.

- Jornada. USCA quiere "equiparar la jornada laboral de los controladores españoles a los de los principales proveedores europeos de navegación aérea" y piden que partir del 1 de enero de 2013 la jornada de los controladores que trabajen a turnos (la mayoría) "no será superior a 1.420 horas máximas anuales, no superando la programación mensual en ningún caso las 152 horas". Hasta el decreto de febrero, la jornada ascendía a 1.200 horas ordinarias y hasta 600 extraordinarias (sin límite) que se pagaban al triple que las normales. Ahora trabajan 1.670 más 80 voluntarias.

- Sueldos. Piden un complemento personal de adaptación a la nueva jornada, del 2% en 2010 del valor del resto de conceptos del salario ordinario fijo, del 4% en 2011, del 6% en 2012, del 8% en 2013 y del 10% en 2014. El portavoz de USCA, Daniel Zamit, explica que el objetivo de estos complementos es mantener la masa salarial pactada con AENA pese a la caída de complementos que supondría esa reducción de jornada que ellos reclaman. El sindicato promete "renegociar los acuerdos de índole económica" para evitar que la masa salarial de un año supere la que garantiza el acuerdo alcanzado con AENA en agosto, que fijaba una media de 200.000 euros anuales (incluyendo cuotas a la Seguridad Social).

- Organización del trabajo. USCA también exige que horarios, turnos y organización del trabajo deje de estar en manos de AENA y se pacten con los representantes de los trabajadores con el compromiso de garantizar el servicio. Antes del decreto, eran los propios controladores los que decidían sobre su organización del trabajo, según AENA. También piden, en general, la negociación del decreto que desde febrero regula sus jornadas y descansos.

- Carpetazo a los expedientes. Reclaman el sobreseimiento de todos los expedientes disciplinarios iniciados tras el 5 de febrero de 2010.

- Formación como jornada laboral. La propuesta pide que se contabilice como jornada laboral 60 horas de formación en algunos grupos y 36 en otros, además de 15 minutos por servicio operativo para el cambio de relevo y reconocimiento del entorno operativo.

- Nivel de inglés. El gremio pide que los controladores que antes de marzo de 2011 no hayan superado un examen del nivel de inglés mínimo exigido serán nombrado técnicos ATC con la retribución y jornada laboral correspondiente a dicho puesto. Si a los seis meses tampoco lo hubiera aprobado, sería nombrado también técnico, pero con el 80% del salario.

- Nuevos operadores. Piden garantías laborales ante la entrada de nuevos gestores de tráfico aéreo en algunas torres de control e indemnizaciones como despido improcedente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de diciembre de 2010