Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos en los aeropuertos

AENA señala que los aeropuertos españoles han vuelto a la "normalidad"

En el cambio de turno de la tarde, sólo han faltado 4 controladores a sus puestos, un volumen habitual.- a las seis de la tarde se habían operado 2.333 vuelos frente a 49 cancelaciones.- El Gobierno expedienta a 442 controladores

Todos los aeropuertos y centros de control de la red de AENA funcionan hoy con normalidad, según el gestor aeroportuario. Para el día de hoy, el organismo ha programado 4.053 vuelos, un volumen que se considera corriente, de los que a las seis de la tarde (hora peninsular española) se habían operado 2.333, de los 1.114 eran llegadas y 1.219 salidas. A esa misma hora se habían cancelado 25 llegadas y 24 salidas, un volumen que se considera normal en un día corriente. Además, en el cambio de turno de la tarde, sólo han faltado 4 de los 267 controladores aéreos que tenían que acudir a sus puestos, algo que también también se considera propio de una "jornada de normalidad", según ha indicado AENA en su web.

AENA ha puesto a disposición de los usuarios el teléfono 902404704

IBERIA pide a sus clientes que llamen al 902 400 500 o al 900 100 988 para cambios urgentes

MÁS INFORMACIÓN

Pese a ello, el gestor aeroportuario sigue pidiendo a los pasajeros que llamen a su compañía antes de acudir al aeropuerto. Según una estimación facilitada esta mañana por el ministro de Fomento, José Blanco, desde el inicio de la crisis aérea se habían logrado operar unos 6.000 vuelos, que habrían trasladado a unos 700.000 pasajeros.

"Es evidente que tiene que haber responsabilidades por lo sucedido", ha dicho el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, al ser preguntado esta mañana si habrá despidos entre los controladores por la huelga. "Es una situación muy grave, los perjuicios han sido enormes a la economía en su conjunto y a los ciudadanos que no han podido disfrutar y que han tenido todo tipo de incomodidades durante el puente de la Constiución. Así es que tendrá que haber exigencia de responsabilidades", ha insistido a la entrada de la reunión de ministros de Empleo de la UE en Bruselas, según Europa Press.

El caos aéreo ocasionado desde el viernes en los aeropuertos por el paro salvaje de controladores ha provocado que AENA haya abierto expediente a 442 de ellos, una quinta parte de un colectivo que cuenta con unos 2.200 profesionales. Así lo anunció ayer el ministro de Fomento, José Blanco. La crisis, desatada al inicio del puente más largo del año, obligó al Gobierno a decretar el estado de alarma por primera vez en la democracia, por lo que los vigilantes del aire pasaron a estar bajo obediencia militar.

Tras dictarse el decreto, los controladores ya acudieron ayer sin incidencias -trabajaron 286 de 296- y los que no lo hicieron fue por "causas justificadas", según confirmó el ministro. Durante la madrugada los trabajadores han acudido, igualmente, a sus puestos de trabajo. A las siete de la tarde del viernes, en pleno bloqueo, los controladores entregaban por escrito al secretario de Estado de Transporte, Isaías Táboas, un resumen de su propuesta de convenio colectivo, que ya habían entregado el miércoles en la mesa de negociación. En ella pedían trabajar 250 horas menos y mantener sus salarios.

Tras casi 24 horas de cierre del espacio aéreo, el Ministerio de Fomento decretó su apertura hacia las tres y media de la tarde del sábado. A partir de entonces había que recuperar el terreno perdido por todos los vuelos cancelados y problemas originados en esas 24 horas. Las compañías se pusieron manos a la obra para reprogramar sus vuelos y dar cabida al mayor número de viajeros posible. Ya están operando con total capacidad, aunque la actividad normal tardará en restablecerse totalmente unas 48 horas por la necesidad de recolocar a los viajeros afectados -hubo unos 600.000-, los ajustes técnicos en los planes de vuelo y la necesaria coordinación con el resto de Europa. Así lo aseguraba en declaraciones a la Cadena SER el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, quien consideró que la red de aeropuertos españoles recuperará la normalidad total en un máximo de "un par de días".

Plan B

El vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se refirió al asunto en una entrevista en la Cadena SER, en la que reiteró que "una protesta con esta virulencia no volverá a ocurrir nunca más en España", en referencia al caos provocado por los controladores. El ministro declaró que el Gobierno "sabía que eran probables conflictos agudizados hasta navidades", dado que, con el cómputo de horas que llevaban contabilizadas los controladores, en el mes de diciembre muchos de ellos ya habrían superado el límite anual. Por eso se aprobó el decreto del viernes que desató la protesta de los vigilantes, un colectivo con unos "privilegios exorbitantes", según Rubalcaba.

Preguntado sobre si los problemas pudieran reproducirse en dos semanas, cuando expire el estado de alarma decretado el sábado, el ministro lo descartó. "Primero, porque a los controladores no les va a salir gratis" la protesta del viernes. Y segundo, porque "se han aprobado reformas" en el decreto del viernes, entre ellas la de que habrá un médico en las torres de control que certifique los problemas médicos alegados por los controladores. "Si no hay certificado, no hay baja y si no hay baja, hay trabajo", dijo el ministro. En cualquier caso, si siguen las protestas, aseguró que "siempre hay planes b y Fomento los tiene pensados". "Hay fórmulas por si siguen protestas", afirmó, de cara a las navidades.

"El Gobierno ha cumplido con su deber", dijo el vicepresidente antes de confirmar que el estado de alarma durará 15 días. Sobre las consecuencias económicas del caos, adelantó que, aunque aún no han hecho el cálculo, "es evidente que para ningún país es bueno que haya un bloqueo de sus aeropuertos durante 24 horas".

Comparecencia en el Congreso

José Luis Rodríguez Zapatero, comparecerá el próximo jueves ante el pleno del Congreso para explicar el estado de alarma. El presidente de la Cámara, José Bono, explicó que ha convocado de forma extraordinaria el pleno para el próximo día 9, en cumplimiento de lo que establece la Constitución y el propio reglamento parlamentario, que señala que cuando se decrete el estado de alarma, "el asunto será sometido inmediatamente al pleno del Congreso, convocado al efecto si no estuviese reunido, incluso en el periodo entre sesiones".

Esta mañana, en la celebración del 32º aniversario de la Constitución, Zapatero ha justificado la declaración del estado de alarma en la eficacia de la medida, que ha conseguido "restituir la normalidad en una grave crisis del sistema aeroportuario en menos de 24 horas". El conflicto y su resolución han acaparado los actos en el Congreso de los Diputados.