Gallardón acusa al Gobierno socialista de discriminación

Aguirre propone al alcalde que venda edificios municipales

Un día después del no del Ejecutivo socialista a su propuesta de refinanciar la deuda municipal, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), cargó contra el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, al que acusó de no jugar limpio con las corporaciones locales. "El Gobierno ha establecido un régimen de discriminación a los Ayuntamientos en relación a las Comunidades Autónomas y al propio Estado", dijo el regidor tras la celebración de la Junta de Gobierno municipal. Y no se bajó de ese caballo durante toda su comparecencia.

El alcalde repitió los mismos argumentos que ya expuso en La Moncloa, pero intentó ponerle buena cara al mal tiempo económico que se le avecina y aseguró que la decisión del Gobierno de no permitirle refinanciar 255 millones de euros de su deuda (7.145 millones, la más alta de los Ayuntamientos en España) "es un error político y económico profundo" que, sin embargo, no le va a impedir presentar unos Presupuestos para 2011 que permitirán que Madrid "siga liderando España en cuanto a la aportación a las arcas del Estado". Y eso a pesar de que reconoció que el agujero en sus arcas va a ocasionar serios problemas en el pago a proveedores, que le van a hacer incumplir los plazos de la ley de morosidad.

El regidor de Barcelona advierte: "No puede haber excepciones"
Más información
El Gobierno acusa a Gallardón de "desvergüenza política" por culparle de la deuda del Ayuntamiento
Madrid concentra casi la mitad de la deuda de todas las capitales
Salgado: "Gallardón ha pedido una excepción para Madrid y eso no es posible"
Salgado rechaza vender edificios municipales para hacer frente a la deuda de Madrid
Aguirre anuncia que cambiará las sedes autonómicas con "alquileres caros"
Gallardón se vende a sí mismo Mercamadrid para obtener liquidez
Madrid recurre de nuevo lo que debe devolver por tributos estatales

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, lanzó una recomendación al alcalde para sortear su complicada situación económica: "Desamortizar algunos de los inmuebles municipales. Creo que tiene cientos". Y prosiguió: "No veo por qué todas las concejalías tienen que estar en el centro de Madrid, en las zonas más caras". Esta afirmación contradice el artículo cinco de la Ley de Haciendas Locales, que dispone que este tipo de ventas no pueden dedicarse a financiar pagos corrientes. La presidenta regional abogó por un gran pacto nacional entre los dos grandes partidos para definir las competencias de todas las Administraciones y determinar con claridad qué tiene que hacer cada una. Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona (PSOE) coincidió con la postura del Gobierno central de no refinanciar la deuda de Madrid, informa Lluís Pellicer. El alcalde de la capital catalana, Jordi Hereu, tachó de "gran injusticia" una eventual ayuda al Consistorio de Gallardón. "No puede haber una excepción para Madrid del mismo modo que no puede haber una excepción para Barcelona o para cualquier otro Ayuntamiento", advirtió Hereu, quien aseguró que ello supondría "desincentivar" a las instituciones que "han hecho los deberes frente a los que han tenido políticas de enorme alegría en el pasado". El Ayuntamiento catalán recordó que su deuda, 794 millones de euros, es 10 veces inferior a la de Madrid.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS