IMPAGOS DEL AYUNTAMIENTO

Salgado rechaza vender edificios municipales para hacer frente a la deuda de Madrid

Salgado no considera "razonable" la idea de Aguirre, ya que sería disponer "del patrimonio de los madrileños para financiar gastos que se deberían reducir"

La ministra de Economía, Elena Salgado, ha rechazado esta mañana la idea lanzada ayer por Esperanza Aguirre para solucionar la inmensa deuda pública de Madrid: una subasta pública de alguno de los inmuebles que forman parte de su "inmenso patrimonio". Para Salgado, "no sería razonable que se dispusiera el patrimonio de todos los madrileños para financiar los gastos" que el Ayuntamiento de la capital "debería reducir".

En una entrevista en Telecinco, la ministra ha subrayado que ella no es quien debe decir "cómo se debe organizar" una Administración, pero ha recalcado que su "responsabilidad es evitar que se endeude más". "También es la responsabilidad de los madrileños el decidir si se ha hecho buena gestión", ha concluido, en referencia a la deuda de Madrid, de 7.145 millones, la más alta de los Ayuntamientos en España.

Más información
Las deudas del Consistorio ahogan a las pymes de actividades culturales
La patronal de limpieza habla de una situación "extrema"
Gallardón acusa al Gobierno socialista de discriminación
Salgado: "Gallardón ha pedido una excepción para Madrid y eso no es posible"
Madrid concentra casi la mitad de la deuda de todas las capitales
El Gobierno acusa a Gallardón de "desvergüenza política" por culparle de la deuda del Ayuntamiento

Por la mañana en RNE, la jefa del Ejecutivo madrileño fue preguntada qué haría ella para enfrentarse a la deuda municipal si fuera alcaldesa. "Haría un gran de desamortización", respondió, recordando la que hizo Mendizábal en 1836, "la que se llamó manos muertas y que tuvo consecuencias muy malas para el Patrimonio histórico artístico o para los conventos". Aguirre manifestó que el Ayuntamiento de Madrid "es propietario de muchísimos edificios" que, a su juicio, "habría que sacar a pública subasta y vender", especialmente en momentos de crisis. "No veo por qué todas las concejalías tienen que estar en el centro de Madrid, en las zonas más caras", añadió. Esta afirmación contradice el artículo cinco de la Ley de Haciendas Locales, que dispone que este tipo de ventas no pueden dedicarse a financiar pagos corrientes.

Horas después, Alberto Ruiz-Gallardón evitó pronunciarse sobre la sugerencia de Aguirre usando el viejo truco de desconocer sus declaraciones durante una rueda de prensa, en la que acusó al Gobierno socialista de discriminación. Un día después del no del Ejecutivo socialista a su propuesta de refinanciar la deuda municipal, el alcalde cargó contra el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, al que acusó de no jugar limpio con las corporaciones locales. "El Gobierno ha establecido un régimen de discriminación a los Ayuntamientos en relación a las Comunidades Autónomas y al propio Estado", dijo el regidor tras la celebración de la Junta de Gobierno municipal. Y no se bajó de ese caballo durante toda su comparecencia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS