Los impagos municipales

La patronal de limpieza habla de una situación "extrema"

El Consistorio debe al sector todas las mensualidades de 2010

Los grandes proveedores del Ayuntamiento, las empresas que juegan en la primera división de las finanzas nacionales, también están sufriendo dificultades derivadas de la falta de pago del Ayuntamiento de Madrid.

Compañías de la importancia de FCC, ACS, Ferrovial y Sacyr Vallehermoso, que forman parte de la asociación de limpieza Aselip, llevan sin cobrar 10 meses, y no lo harán tampoco en diciembre. "El Ayuntamiento de Madrid nos dijo que nos pagaría en enero de 2011", asegura Francisco Jardón, presidente de esta patronal.

La situación la define la patronal como "extrema". Y es que las cantidades que se barajan son astronómicas: alrededor de 500 millones de euros paga el Ayuntamiento a las empresas que se encargan de la limpieza de la capital.

Más información
Las deudas del Consistorio ahogan a las pymes de actividades culturales
Salgado rechaza vender edificios municipales para hacer frente a la deuda de Madrid

"Llegará un momento en que no se pueda pagar a los trabajadores, y puede ser de forma inmediata. Nos vamos a poner en 12 meses sin cobrar y no podemos mantener ese desfase de tesorería", asegura Jardón, que anuncia un encuentro a primeros de diciembre de las empresas del sector para analizar la situación.

Lo último que estas empresas ingresaron procedente del Ayuntamiento de Madrid fueron los meses de noviembre y diciembre de 2009, y eso tras hacerse público que no podían abonar las nóminas al carecer de fondos para pagar a los trabajadores. El Consistorio pagó entonces, pero es un parche que apenas tapa la herida que sufren las empresas del sector.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Agotado el recurso de los créditos del ICO que el Gobierno tampoco ha permitido utilizar a los Ayuntamientos, el presidente de Aselip ve poco margen para el optimismo, asegura que ahora se trata de una situación de supervivencia y reconoce que aunque el Consistorio madrileño es un cliente muy importante, "un cliente también te puede llevar a la tumba".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS