Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La revancha del oasis sin humo

Los Núñez prohibieron fumar en su bar porque sufren de la garganta - Con la ley esperan recuperar al 20% de clientes habituales que se fueron

No hay forma de mirar a una de las paredes de la Cafetería Hortaleza de Madrid sin encontrarse un discreto cartel de "Prohibido fumar". Es el tajante mensaje de José Núñez (54 años) y su hermano Francisco (51 años) a su clientela. "Al principio pusimos un cartel en el que se decía: 'Se ruega fumar lo menos posible', pero la gente lo hacía incluso cada vez más", cuenta el mayor de estos hermanos nacidos en Sanabria (Zamora).

Los Núñez tomaron la decisión "en defensa propia". "Sufrimos de la garganta, y cuando cogíamos un catarro no lo soltábamos en todo el año", cuentan. El 7 de julio de 2007 prohibieron fumar. "Desde entonces estamos mucho mejor", dicen.

El bar está en una de las zonas más modernas de Madrid, pero es un establecimiento tradicional, de los de pincho de tortilla, menú del día, timba por las tardes, televisión y máquinas tragaperras. "Somos los únicos del barrio que lo hicimos. Al principio perdimos un 20% de los clientes habituales, de los de partida diaria", cuenta José. "A ver si ahora vuelven", dicen cuando mencionan la ley que va a prohibir fumar en todos los locales.

Además, en ello ven una oportunidad para su negocio. "Fue prohibir fumar y empezó la crisis. Ahora todos competiremos en igualdad", dice el menor de los hermanos. Porque ellos no creen que la gente vaya a dejar de salir a desayunar o a jugar la partida. "Aquí lo que hacen es que salen a fumar a la calle, y ellos mismos reconocen que lo hacen menos, lo que les viene muy bien", añade.

Mientras tanto, su clientela ha cambiado algo. "Tenemos un 40% de fijos y un 60% de transeúntes", explican. Han perdido a alguno de los primeros, pero "ahora entran más extranjeros y familias con niños". "Ellos se fijan mucho más en que el aire esté limpio", dice el mayor. Precisamente fue el ejemplo de lo que ocurre fuera, como lo que José vio en París y Londres -"en los sitios no había humo pero les iba bien"-, lo que les animó a dar el paso.

Isabel Escobar es una de las clientas que han ganado. Ni ella ni su marido fuman, y cuando viajan a Madrid una vez al mes por negocios siempre van a la Cafetería Hortaleza. "Cuando sales sigues oliendo a perfume", dice Isabel tocándose el fular.

El tema de los olores fue otro de los argumentos para los dueños del local. "No es solo salud, es higiene", dice Francisco. Aunque las tapas están en cámaras sobre el mostrador, "también cogen olor". "Y si no, piense en lo que puede saber un jamón que está colgado en un bar donde se fuma", señala Francisco.

Los hermanos lo tienen claro. Su decisión no les ha costado clientes, pero aunque así hubiera sido no volverían a permitir fumar. "Antes dejo el negocio", dice José. Y es que, para ellos, "la salud es lo primero".

Financiar tratamientos

El Congreso concluyó ayer su trámite de la nueva ley antitabaco. El PP insistió en que se permitan las zonas para fumadores en los locales de ocio. Su portavoz, Mario Mingo, dijo que se pueden perder hasta 100.000 puestos de trabajo. Pilar Grande, del PSOE, no se lo cree: "Donde se ha cumplido la ley actual ha aumentado el gasto de familias en ocio", apuntó.

De las propuestas rechazadas, hay una que podría salir en el Senado: que los locales que hicieron obra para separar a los fumadores se vean compensados, bien fiscalmente, bien con una moratoria para cumplir la nueva ley. Lo apoyan, con matices, PP, CiU, UPN, UPyD y hasta ERC. El PNV ha anunciado su abstención.

Ayer, los grupos acordaron en el último minuto una enmienda para que se financien los tratamientos antitabáquicos. En concreto, se "potenciará y promoverá" que el Consejo Interterritorial, que tiene la última palabra, lo valore.

Se aprobó una enmienda de Na-Bai para que presentadores, tertulianos e invitados en la televisión no puedan fumar. Algunos diputados la llaman la anti-Garci, por la humareda que había hace años en el plató de Qué grande es el cine.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de octubre de 2010

Más información