Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba la ley que prohíbe fumar en los espacios cerrados

Se abre la puerta a la financiación de los fármacos para abandonar el tabaco.- El texto inicia ahora su trámite en el Senado

La Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha aprobado hoy por consenso la proposición de ley que endurece la actual regulación del tabaco y que prohíbe fumar no solo en todos los locales públicos cerrados, sino también en algunos sitios al aire libre. El texto inicia ahora su trámite en el Senado.

En el debate de este miércoles en la Comisión de Sanidad del Congreso, se ha incluido en el texto un llamamiento para que los tratamientos para dejar de fumar sean financiados por el Sistema Nacional de Salud, aunque esta decisión tendrá que adoptarla, llegado el caso, el Consejo Interterritorial de Salud, que reúne al Gobierno central y a los consejeros de Sanidad de las distintas comunidades autónomas.

El PP ha vuelto a insistir en el perjuicio que la norma supondrá para el sector de la hostelería. La portavoz del PSOE, Pilar Grande, ha mostrado su desacuerdo con este punto al asegurar que, con la ley actual, las comunidades autónomas que la han cumplido son precisamente los lugares donde más ha crecido el gasto en hostelería por familia, hasta cinco veces más en Cataluña que en Madrid.

Si la ley sale como está ahora, no se podrá fumar en ningún recinto educativo, incluidos los patios, ni en las zonas infantiles de los parques, ni en las instalaciones sanitarias, con sus patios, zonas de comunicación entre pabellones y, muy importante, las áreas de acceso (el perímetro de seguridad no está decidido). El objetivo de la reforma es asegurar de una vez la protección de los menores y los no fumadores, sobre todo los trabajadores de hostelería, que en la actual regulación quedaban expuestos, quisieran o no, al humo de sus clientes.

La decisión adoptada por los grupos parlamentarios en la Comisión de Sanidad del Congreso va incluso más lejos de lo que quería la ya ex ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien cuando presentó esta reforma manifestó sus dudas de que pudiera aplicarse el veto en espacios al aire libre porque no veía razones de salud pública para ello. Pero las presiones del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, recogidas por IU, han convencido a los grupos. Está previsto que la nueva ley entre en vigor el próximo 2 de enero.