Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RUTH JIMÉNEZ SAAVEDRA | Experta en riesgos químicos | Catástrofe ecológica

"La población está amenazada mientras no se elimine por completo el lodo"

Ruth Jiménez Saavedra es técnica del Área de Riesgos Químicos de ISTAS (Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de CC OO), un puesto desde el que ha tenido una amplia experiencia en procesos de contaminación.

Pregunta. ¿Qué componentes son los más peligrosos del vertido? ¿Por qué?

Respuesta. Los componentes mayoritarios son óxidos de hierro, aluminio, silicio, sodio, calcio y titanio, así como trazas de cromo, níquel, plomo, manganeso y la sosa utilizada durante el proceso. Entre las impurezas o trazas que se puedan encontrar -como el cromo o el plomo- podría haber elementos clasificados como tóxicos para la reproducción, cancerígenos, bioacumulativos o con efectos negativos en el medio ambiente acuático, entre otros.

P. ¿Un día después, sigue la población amenazada?

R. Sí. Mientras no se consiga eliminar completamente el vertido seguirá habiendo efectos negativos, ya que alguno de los elementos del vertido podría permanecer acumulados durante años.

P. ¿Qué puede hacer la población para protegerse?

R. Una vez que ha tenido lugar el vertido, la mejor protección para la población es mantenerse alejada de la fuente de contaminación. Incluso las unidades que se encargan del control del vertido podrían contaminar con sus propios equipos (ropa, cascos, mascarillas) a terceros.

P. ¿Cuánto puede durar la amenaza?

R. La amenaza a corto plazo terminará con la eliminación del vertido y el tiempo que se tarde en tenerlo controlado. A largo plazo es más difícil determinar todos los efectos que se puedan producir. Dependerá del grado de difusión, de los componentes del lodo y de las características propias del suelo.

P. ¿Se podía haber evitado?

R. Sí. Una de las medidas más eficaces para evitar este tipo de vertidos de barro rojo es reducir su acumulación. El lodo rojo se puede reutilizar en materiales de construcción, cementos, cerámicas, y se están investigando otras aplicaciones.

P. ¿Es posible que suceda algo similar en España?

R. Mientras existan balsas de este tipo existirá la posibilidad de accidente, cuya probabilidad dependerá de las características de la planta y reservorio, del emplazamiento, volumen, medidas de contención y seguridad, planes de emergencia, evacuación y composición del vertido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 2010