Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:EN CONTRA

Cine sí, imposición no

Los sectores de la exhibición y distribución cinematográfica no tenemos nada en contra de que el cine en catalán tenga una mayor presencia en Cataluña y de que todos los espectadores tengan la posibilidad de disfrutarlo como fiel reflejo de una sociedad bilingüe. Pero estamos en desacuerdo con el procedimiento elegido. No se pueden cambiar los hábitos de una sociedad de la noche a la mañana con imposiciones. Ni cargar el enorme coste económico que ello conlleva sobre las espaldas de un sector ya de por sí muy debilitado. La distribución y la exhibición no van a poder soportar el coste de esta ley, y al no poder soportarlo habrá una reducción en la oferta cinematográfica en Cataluña o a lo peor un desabastecimiento casi total. Cuando esto ocurra se responsabilizará al propio sector de lo ocurrido. Pero los responsables serán quienes hayan impuesto unas reglas de juego irrealizables y apoyadas por tablas sancionadoras demenciales. ¿Más cine en catalán en Cataluña? Por supuesto. Todo el que reclame la sociedad. Pero no con imposiciones de imposible cumplimiento. Tiempo al tiempo. Esta ley nacerá muerta, pues destruye a sus actores fundamentales: la distribución y la exhibición en catalán.

Enrique González Macho es exhibidor y distribuidor, propietario de la cadena de cines Renoir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2010