Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Plan de choque de Zapatero | El ejemplo extranjero

El recorte español está a la altura de los más drásticos de Europa

La mayoría de los países de la Unión Europea superan el 3% de décifit

En las crisis, la capacidad de ahorro migra de las arcas públicas a las familias. Los hogares cortan su consumo y los Estados, gracias a la cosecha fiscal de la bonanza, gastan para reactivar la economía. Hasta que la deuda y el déficit escalan y se encienden las alarmas. Planes de austeridad de distinto alcance se plantean ya en casi todos los países de la Eurozona; y las clases medias y bajas se llevan lo más duro del tijeretazo. Grecia, España, Portugal e Irlanda (los famosos pigs), son los países más atacados, pero Bruselas también ha pedido a Francia e Italia que saneen sus finanzas. El plan español está a la altura de los más drásticos. La mayoría de países de la UE, salvo Estonia y Suecia, superan el 3% de déficit que marca Europa.

Bruselas también ha pedido a Francia e Italia que ajusten sus cuentas

El recién estrenado Gobierno británico prepara un plan de urgencia

- Grecia. Con un déficit del 13,6%, el Gobierno tendrá que utilizar el rescate europeo y del FMI y emprender un recorte drástico. Los sueldos de los funcionarios quedarán congelados tres años y los que cobren más de 3.000 euros mensuales perderán dos pagas extra. Al resto, una reducción de esos complementos y de conceptos extraordinarios progresiva. El Gobierno espera una reducción del 16% de masa salarial. Además, se paralizan las contrataciones. Los pensionistas con más ingresos también se despiden de sus extra. La edad mínima de jubilación (ahora en 65 años para hombres y en 60 para mujeres) se adaptará al aumento de la esperanza de vida. Las pensiones futuras serán un 18% más bajas y requerirán más años de cotización. Habrá recorte de administraciones locales, subida de impuestos y privatizaciones.

- Portugal. El Ejecutivo socialista planea un aumento del impuesto sobre la renta para las personas con ingresos superiores a los 150.000 euros anuales, congela los sueldos de los funcionarios y frena contrataciones. Aplaza obras públicas no adjudicadas, como el nuevo aeropuerto de Lisboa y el tercer puente sobre el Tajo en la capital.

- Francia. El Gobierno congelará el gasto público para los tres próximos años con el fin de dejar su déficit (del 7%) en el 3% en 2013. Además, los costes operativos estatales se reducirán un 10% en tres años. El ajuste no afecta a las pensiones.

- Irlanda. En diciembre, el Gobierno irlandés acordó reducir el gasto público en 4.000 millones, sobre todo, con el tijeretazo al gasto corriente. El sueldo de los funcionarios ha bajado un 5% en dos años y el Gobierno se ha recortado sus propios salarios un 25%. Los gastos sociales bajan un 5%, salvo pensiones.

- Reino Unido. El Gobierno de coalición recién nacido presentará un presupuesto de urgencia en un plazo de 50 días para recortar el déficit en 6.000 millones de libras (7.000 millones de euros) este año. Se aplaza la reducción del Impuesto de Sucesiones y se eleva el mínimo exento de tributación del IRPF. Se reformará el sistema financiero.

- Alemania. La canciller, Angela Merkel, no ha dado aún detalles, pero el martes avanzó que habrá nuevas medidas de ahorro en el marco del plan de ajuste europeo. Las promesas electorales de bajadas de impuestos quedan para mejor ocasión.

- Italia. Con una deuda familiar baja en comparación con sus vecinos, pero la pública muy elevada, no ha adoptado aún ninguna medida de calado, pero Bruselas le pide que mueva ficha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 2010