Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MAGDALENA VINENT | Directora general de Cedro

"Si el papel desaparece no pasa nada"

El libro tal y como lo conocemos vive un intenso proceso de mutación de la mano de Internet, de los proyectos de escaneado y de los dispositivos de lectura digital. Magdalena Vinent (Mahón, 1950) es la directora general del Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro).

Pregunta. ¿Van a desaparecer los libros?

Respuesta. El libro tiene buena salud en cualquier formato. El papel sigue estando ahí y es el mejor formato que ha existido. Todavía es fuerte y lo será por tiempo, pero también el soporte digital tiene una fuerza importante. Los últimos dispositivos

[de lectura de libros digitales] van mejorando mucho, son muy cómodos y versátiles. Veo una convivencia larga. No sé qué pasará cuando llegue la generación de los llamados nativos digitales, pero tampoco ocurre nada si el papel desaparece. Lo esencial no es el soporte, sino el contenido.

P. ¿Reciben denuncias de escritores por piratería de libros?

R. Sí, cada vez más. El 90% de las quejas provienen de autores que denuncian que sus libros están siendo pirateados en Internet. Y son autores famosos, del ámbito literario. En 2005 recibimos 23 denuncias; en 2009, 286 y en lo que va de año llevamos 173...

P. ¿Y qué medidas toman?

R. Con la legislación actual no se puede hacer demasiado. Dependemos de la buena voluntad de los proveedores de servicios. Investigamos dónde está el servidor y hablamos con el proveedor para que elimine el archivo. Si es un servidor español lo suelen quitar, aunque el contenido se migra a otra parte.

P. ¿El problema afecta sólo a los títulos nuevos?

R. Hay de todo. Las novedades relevantes, están todas y también el resto de obras. Si pone usted cualquier nombre en Google, verá.

P. Ese buscador está desarrollando un controvertido proyecto para digitalizar y explotar millones de libros...

R. Bueno, el de Google es un proyecto global que en EE UU tiene unas características distintas. Llevan 12 millones de obras escaneadas sin permiso. En Europa se escanea, nos dicen, obras que no están protegidas. Estamos a la espera de lo que suceda con el acuerdo entre la asociación de autores y de editores de EE UU y Google, para quien cada vez está más complicada la situación: el Departamento de Justicia de EE UU y el registro de la propiedad intelectual piensan, y creo que están en lo correcto, que no se pueden firmar acuerdos que vayan contra la competencia y que beneficien sólo a una empresa.

P. Los ministros europeos han abogado por un mercado digital único, ¿está preparada la legislación para ello?

R. La directiva europea existente deja mucho margen a cada Estado. La armonización hoy por hoy es muy difícil. Unas normas europeas con este fin facilitarían mucho las cosas.

P. Las entidades de gestión no tienen buena reputación, sobre todo entre muchos internautas...

R. Tenemos mala prensa en España, pero en Europa la gestión colectiva se está viendo como la solución a muchos problemas en el ámbito digital. Porque, en nuestra calidad de intermediarios, somos los únicos que podemos garantizar negociaciones amplias para hacer accesible el patrimonio cultural europeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de abril de 2010