Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El control de la Red, a debate

Avisos, multas y cortes de suministro

La legislación a nivel europeo incluye todo tipo de sanciones, incluidas las penas de prisión, para quienes atenten contra los derechos de autor en el ciberespacio

Toda la legislación en materia de descargas de los países de la UE tiene que ser acorde con la directiva aprobada la pasada semana por el Parlamento Europeo que señala que el acceso a Internet podrá restringirse, de ser necesario y proporcionado, "únicamente tras un procedimiento justo e imparcial, que incluya el derecho del usuario a ser escuchado", y que excluyó la referencia expresa a la intervención judicial previa que constaba en la directiva original.

Bajo esa manga ancha legislativa se da rienda suelta a que cada Estado decida libremente los motivos que pueden conllevar al corte de conexión. Los Estados miembros tendrán de plazo hasta mediados de 2011 para adaptar sus legislaciones nacionales a la nueva normativa.

FRANCIA Sin conexión para los internautas fraudulentos

El Gobierno francés ataca a la piratería en Internet con la polémica amenaza de cortar la conexión a los internautas que se descarguen contenidos ilegales por una duración de hasta un año, tiempo durante el cual deberá seguir pagando su cuota. Recibirán un primer aviso por email y un segundo por carta certificada. Es la principal medida que recoge la controvertida Ley de Creación e Internet, conocida como Ley Hadopi, las siglas de la Alta Autoridad para la Difusión de las Obras y la Protección de Derechos en Internet, la autoridad administrativa independiente que gestionará la aplicación de las medidas.

La ley fue aprobada a finales de septiembre pero hasta ahora no existe un calendario para su entrada en vigor. El Ministerio de Cultura prevé la creación de la autoridad administrativa antes de finales de año y los primeros avisos podrían llegar a principios del que viene. El texto inicial encargaba a la autoridad administrativa la legitimidad para decidir sobre la sanción, una disposición que el gobierno del conservador Nicolas Sarkozy tuvo que rectificar por inconstitucional. Finalmente, será un juez el encargado de dictar sentencia.

Pero la polémica sigue al rojo vivo. Sus opositores denuncian la "doble pena" que supondrá el corte de la conexión y el pago de la cuota y la denuncian como ineficaz y difícil de aplicar. Otro problema es que la Hadopi sólo permitirá identificar a los internautas que se descarguen contenidos ilegales utilizando BitTorrent, un sistema de descargas compartido y descentralizado, pero no a los que recurran al streaming. La web Allostreaming, que permite ver vídeos ilegales mediante este proceso, haconocido el mayor crecimiento en búsquedas en Google France durante el año 2009, según recalcó ayer Le Monde.

GRAN BRETAÑA Dos avisos, y si no, prohibido el acceso

Los usuarios británicos descargan sólo una de cada veinte canciones de forma legal en la Red, dato ilustrativo que ha propiciado el endurecimiento de las medidas contra la piratería informática y por primera vez la amenaza real de desconectar Internet a los reincidentes.

"No podemos quedarnos sentados y no hacer nada", subrayaba el ministro de Empresas e Innovación, Peter Mandelson, al anunciar hace un mes el nuevo paquete legislativo que entrará en vigor en abril y ahondará en la imposición de restricciones graduales ("medidas técnicas") contra quienes violen los derechos de autor.

Si después de dos notificaciones oficiales el usuario persiste en el hábito de no desembolsar un solo penique por los contenidos descargados, se arriesgará a verse privado del acceso al universo cibernético. Esta medida, considerada "la última alternativa", sería objeto de una nueva ley en 2011 si en los meses trascurridos hasta entonces no se ha conseguido reducir sustancialmente la cifra de descargas sin pagar.

ALEMANIA Hasta tres años por vulneración de derechos

Las descargas de música o películas protegidas por copyright son ilegales en Alemania. En particular, la ley castiga la "copia de originales producidos ilegalmente". Si bien es legal la "copia privada" para uso personal, la ley considera que cualquier contenido puesto a disposición de particulares en Internet pese a estar protegido por copyright constituye un "original ilegal", cuya copia también será ilegal.

En teoría, la ley prevé hasta tres años de cárcel por vulnerar los derechos de autor. La industria musical y del entretenimiento ha lanzado en los últimos años masivas campañas publicitarias para atemorizar a los usuarios mientras protestan ante el Gobierno por la falta de una legislación a la francesa. En 2008, las Fiscalías de Wuppertal y Duisburg se negaron a aceptar miles de demandas contra usuarios de P2P, alegando que el gasto público y el trabajo que provocan los procesos a menudo "no se corresponden" con la gravedad de las infracciones.

ITALIA Promesas de mayor dureza contra las mafias

El país transalpino es uno de los líderes mundiales en piratería tradicional y online. El Gobierno de Silvio Berlusconi ha prometido intensificar sus esfuerzos en un negocio que en Italia está, en muchas de sus vertientes, en manos de las mafias. Gabriella Carlucci, responsable del Espectáculo de la mayoría conservadora, pidió el año pasado un nuevo empujón para tratar de mitigar unas pérdidas que se calculan en 80 millones de euros anuales.

El anterior Gobierno Berlusconi aprobó en 2003 una de las leyes sobre copyright más duras del continente, adaptada a las directivas europeas, con multas tanto para los que obtienen beneficios como para los usuarios individuales. Pero se aplica raramente.

Según datos de la Federación Industrial Musical italiana (FIMI), las descargas se han hecho ya con el 25% del negocio discográfico, y en el sur del país el porcentaje supera el 40%. En cuanto a las descargas P2P, la ley intenta desanimar a los internautas multando a aquellos que sean pillados in fraganti. Pero el Tribunal Supremo decidió en 2007 que la descarga no autorizada de películas, música y videojuegos protegidos por el derecho de autor no se puede considerar delito si el usuario no obtiene beneficios.

Con información de Patricia Tubella, Juan Gómez, Ana Teruel y Miguel Mora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de diciembre de 2009