Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

El Carlos III de Madrid se prepara paralizando los ingresos ordinarios

La sexta planta del Hospital Carlos III de Madrid se ha convertido en zona restringida. Un guarda de seguridad custodiaba ayer la salida del ascensor e impedía el paso a todos, excepto al personal médico. Es la planta que el centro ha destinado a los pacientes sospechosos de estar contagiados de gripe porcina. Todos están incomunicados. Ni siquiera sus familias pueden verlos, sólo conocer su evolución en las horas dispuestas por el centro.

El hospital es centro de referencia de enfermedades infecciosas de la Comunidad de Madrid y ha habilitado entre 40 y 55 camas, según el gerente, Fernando Carrillo, para los posibles casos. Ayer eran 13 los pacientes en estudio. De momento, la sexta es la única zona dedicada a ellos, pero el hospital tiene preparada otra planta por si fuera necesario. Además, el centro ha paralizado los ingresos ordinarios, que deriva a otros hospitales. Si el Carlos III se queda pequeño para acoger a tantos posibles infectados, Sanidad tiene previsto habilitar también el Hospital Santa Cristina y el Hospital de la Cruz Roja.

Sin embargo, lo que para algunos es un gran despliegue de medios para afrontar una posible epidemia, para otros es un parche. Entre los trabajadores del centro reinaba ayer la polémica por el cierre el pasado noviembre de varias unidades, entre ellas la de Neumología -ahora convertida en despachos- y las Urgencias. Pero la queja generalizada era la falta de información. "No tenemos claro el protocolo. No se nos está informando directamente", se quejaba ayer una enfermera.

Otras regiones también se preparan para la pandemia. Como Andalucía, que ha localizado todas las habitaciones de aislamiento disponibles en los ocho hospitales de referencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 2009