La adaptación de las empresas a la crisis

Acuerdos para sobrevivir a la crisis

Las empresas y los trabajadores apuestan por la flexibilidad para mantener el empleo - Las soluciones de siete compañías tractoras de la economía vasca

La economía vasca no se escapa de la incertidumbre sobre el futuro. El paro registrado subió un 7,86% en noviembre y las empresas ya han comenzado a apretarse el cinturón y buscan estrategias para sobrevivir a la crisis y mantener el máximo de empleo posible. EL PAÍS analiza la respuesta de siete compañías de referencia.

MICHELIN

Convenio flexible

Michelin tiene 3.300 trabajadores y va a flexibilizar su cartera de días, hasta los 30 en 2009, para evitar un ERE. A cambio de esa medida no despedirán a los 345 eventuales.

La multinacional gala cuenta con cuatro plantas en España, de las que dos están en Euskadi, y no puede escaparse a la crisis de la automoción. El pasado 1 de diciembre la empresa y los trabajadores llegaron a un acuerdo para evitar un expediente de regulación de empleo y mantener el empleo en 2009. El acuerdo, que incluye medidas excepcionales, duplica el límite de jornadas de reducción de actividad, que se sitúa en 30 días por persona en el sistema variable y en otros 15 para el resto de sistemas. El 12 de diciembre empezó a aplicarse en Vitoria. Solamente tres días después del pacto marco, el comité de empresa y la dirección de este centro decidieron aplicarlo. Cerca de 1.900 de los 2.400 trabajadores de la planta se verán afectados por el parón en función del producto en el que trabajen. Las ruedas gigantes y las de tractor se salvan por el momento.

Más información

Desde el 12 de este mes y hasta el 2 ó 3 de enero, en función del puesto de trabajo que ocupen, cerca de mil trabajadores tendrán vacaciones de navidad forzosas. Otros 900 permanecerán en su casa durante seis días más. Todos estos días, gracias al acuerdo de primeros de mes, podrán recuperarse cuando la empresa lo precise. Michelin también ha previsto un calendario de menos días para 2009. "El sistema variable permite jugar con caídas y alzas de la producción de un 5%", asegura Marcial Moreta, de CC OO. El mismo representante sindical dice que la idea fundamental es mantener el empleo. El acuerdo también se aplica en Lasarte pese a la oposición de ELA. Esta planta, con más de 1.000 personas, está inmersa en el plan 2008-11 de mejora de competitividad, que preve un recorte de plantilla del 50%.

MERCEDES

En caída constante

La planta vitoriana tiene 3.311 trabajadores, y este año va a producir 102.400 furgonetas, récord histórico. La facturación del grupo en España es de 5.134 millones, de los que a Vitoria se atribuyen 4.000.

La multinacional alemana Mercedes ha pasado de lograr récords de producción de vehículos a pedir a su plantilla que se vaya a casa. El tobogán en el que se ha convertido la venta de coches, que cae en picado desde hace apenas seis meses, está obligando a medidas excepcionales. En el caso de la firma instalada en Vitoria se sustancia en mandar a casa a sus trabajadores un mes entero antes de fin de año, mientras se negocia para el año que viene un expediente de regulación de empleo de unos 70 días para 2.881 empleados Además, la dirección ha propuesto rescindir el contrato a los más de 130 eventuales a lo largo del próximo año.

Las cosas se han puesto tan feas en Mercedes que su director, Emilio Titos, bajó a la cadena de producción para explicar a los 1.300 trabajadores de cada turno las rozonas de las medidas planteadas. Los pedidos de sus furgonetas se han desplomado estos días un 60% y la cartera de pedidos sigue cayendo. La previsión para enero es de una nueva caída de la producción del 40%, lo que supone fabricar 3.200 vehículos frente a los 5.200 previstos. Pero para febrero la previsión es peor, con una reducción del 60%, algo inferior a la de octubre pasado. Con la cifra actual de encargos, la media diaria de montaje sería de 182 unidades, frente a los 475 del año pasado.

Ante esa situación, la empresa, en vez de relajar el ritmo de producción, lo ha mantenido, pero trabajando menos días, y entre las medidas excepcionales para afrontar la crisis, ha llegado a la conclusión de que necesita una regulación de empleo, además de toda la bolsa de días de flexibilidad pactada en convenio. El director de la planta busca un ERE pactado. En caso contrario, Mercedes los solicitará en desacuerdo.

El ajuste laboral en la multinacional alemana dejará fuera a varios colectivos, como los 193 trabajadores mayores de 53 años y a 104 altos cargos, que tampoco entrarán en la regulación laboral que se negocia.

URAZCA

Concursar para sobrevivir

Urazca tenía en 2007 una plantilla de casi 1.000 empleados y facturó 250 millones. Su pasivo se acercó a los 400 millones cuando presentó concurso de acreedores.

El grupo Urazca fue el segundo del sector inmobiliario y construcción, tras Ereaga, que acudió en Euskadi al concurso voluntario de acreedores como una manera de evitar la quiebra. Una salida que en tiempos de desplome de la venta de viviendas y paralización de la construcción se ha convertido en habitual. Urazca ha supuesto el concurso de acreedores con el mayor pasivo declarado, cerca de 400 millones.

La compañía quiere seguir adelante tras un acuerdo con los acreedores que posibilite una quita de la deuda del 50%. De esa manera, el equipo que dirige su actual responsable, José Ignacio Diéguez, cree que puede garantizar unos 650 puestos de trabajo.

FAGOR ELECTRODOMÉSTICOS

Flexibilidad cooperativa

Fagor es el quinto fabricante europeo de electrodomésticos. Cuenta con 19 plantas en seis países y está presente en más de 130. En 2007 facturó 1.753 millones, con un beneficio neto de 13,4 millones.

La cooperativa de Mondragón Fagor Electrodomésticos es de las primeras que se ha enfrentado a la crisis. En el primer semestre, el beneficio cayó un 98% y las ventas, un 5,5%. 2.604 trabajadores, que también son socios, han renunciado a la paga extra de navidad para poder financiar la prejubilación o recolocación de 128 compañeros. El modelo cooperativo y pertenecer a Mondragón les ha ayudado. Su director general, Txema Gisasola, se atreve a mirar con optimismo al futuro. Asegura que están ajustándose a la marcha del mercado. En España ha habido una caída acumulada de los pedidos de un

16,8% hasta octubre. En Francia y Polonia, dos mercados prioritarios para Fagor Electrodomésticos, ha habido alzas del 0,3% y 7% respectivamente. Gisasola prevé comportamientos parecidos en 2009.

En todas las cooperativas el empleo ha sido siempre una de las prioridades y pertenecer al grupo Mondragón, una garantía. "La solidaridad y la intercooperación son, entre otros, valores integrados en nuestra cultura empresarial. La intercooperación es una aplicación concreta de solidaridad que permite, efectivamente, la transferencia de socios trabajadores entre diferentes cooperativas, que a su vez, disponen de regímenes socio-laborales homogéneos entre ellas", señala Gisasola para quien esta posibilidad es "una ventaja competitiva".

Esta realidad exige también transparencia, motivo por el que se han ido conociendo paso a paso los ajustes puestos en marcha.

Las medidas son las necesarias por el momento. Sin embargo, "la evolución de la crisis está siendo impredecible, lo cual no nos permite asegurar que vaya a ser suficiente".

Gisasola, que representa a la dirección y a los trabajadores, asegura que los planes de expansión no se verán en absoluto afectados. "Precisamente, esta diversificación de mercados ha permitido al Grupo Fagor Electrodomésticos atenuar las consecuencias de la actual crisis", señala. Fagor cuenta también con trabajadores por cuenta ajena y la responsabilidad en la crisis no es la misma que la de los propietarios. "Los socios cooperativistas tenemos una serie de obligaciones que el resto de trabajadores no tiene", apunta.

En cualquier caso, Gisasola está convencido de que van a salir adelante: "Seguro que sí. La actual crisis nos empuja hacia la mejora continúa del nivel de eficiencia en la gestión empresarial en todos sus ámbitos. Al final de este periodo tan complicado, sin duda alguna, saldremos reforzados".

ITP

Bajón temporal

Grupo ITP está participada por Sener Aeronáutica (53,1%) y Rolls-Royce (46,8%). En 2007 facturó 446,8 millones de euros, con un beneficio neto de 28. Da empleo a a 2.500 personas.

Andoni Cendoya, director de Recursos Humanos de ITP (Industria de Turbopropulsores) , asegura que la situación de pérdida de carga de trabajo coyuntural que afecta a ITP se debe a una replanificación de entregas de motores debido, sobre todo, a los retrasos de los programas A380 de Airbus y Boeing 787 Dreamliner. "Estamos negociando un acuerdo con los sindicatos para acordar las condiciones de un expediente de regulación de empleo que fue presentado ante la Delegación de Trabajo el pasado 26 de noviembre. Es importante resaltar el aspecto coyuntural de esta pérdida de carga de trabajo. De hecho, en nuestra negociación se incluye mantener los puestos de trabajo temporales. Para 2010, no sólo creemos en la recuperación del ritmo de trabajo, sino que incluso se prevé un aumento de plantilla".

La empresa confía en un sector al alza y cree que este año los resultados se ajustarán a lo previsto y que la caída de producirá en 2009. Isidoro Justo, miembro del comité de empresa por UGT, dice que la negociación está abierta y espera que, una vez evaluado el impacto exacto de la crisis, no afecte a más de 125 trabajadores. No descarta que la aplicación de un calendario flexible sea suficiente. "Hay que hacer un diagnóstico fiable".

ARCELOR MITTAL

Preservar la plantilla

Arcelor Mittal es la primera siderurgia mundial, con 326.000 empleados en más de 60 países. En Euskadi cuenta con más de 2.500 trabajadores en seis plantas de producción.

"Vamos a proteger a nuestra plantilla". La frase de Gonzalo Urquijo, vicepresidente de Arcelor Mittal, es una declaración de intenciones en un momento en que alguno de los productos que fabrica ha caído hasta un 40%. En Euskadi la empresa está usando los mecanismos de flexibilidad que dan los convenios de cada planta para reducir los ritmos de producción. No se prevén despidos como en Asturias, aunque en las plantas vascas se ha prescindido de la industria auxiliar que trabajaba esencialmente en tareas de mantenimiento, cerca de 400 personas.

Arcelor cuenta con 450 empleados en la factoría Sestao, que produce chapa; más de un millar en las de Bergara (250), Zumárraga (450) y Olaberria (450), donde se fabrican perfiles; 800 en Echavarri, que han visto aumentar su producción porque la demanda de hojalata ha subido, y 100 en Agurain. Los trabajadores vascos se pueden sumar al programa de bajas voluntarias pactado por los sindicatos, que puede afectar a 9.000 empleados del grupo, el 3% de la plantilla mundial.

CEGASA

Proteger a la plantilla

Fundado en 1934, Cegasa cuenta con cuatro empresas productivas y 15 filiales internacionales. Vende a 60 países de los cinco continentes. Facturó en 2007 por más de 200 millones y tiene unos mil empleados.

La firma Cegasa (la antigua Tximist) anunció esta misma semana que dejará de fabricar pilas de consumo en su planta de la capital alavesa, tras anotar unas pérdidas de 22,5 millones de euros en lo que va de año sólo por el bajón de ventas de la división de pilas.

Cegasa, empresa que nació en 1934 y que ha sido un paradigma del crecimiento ordenado a base de compras y fusiones, no ha podido con la competencia exterior. Seguirá con la producción de otras 11 familias de productos tras el proceso de diversificación que comenzó en 1967. Es decir, se concentrará en la fabricación de pilas de uso industrial, lámparas de bajo consumo, guantes, pequeños electrodomésticos y menaje o señalización, entre otros, lo que mantendrá el empleo en torno a los 750 empleados.

Las pérdidas, sin embargo, han obligado a la compañía a diseñar un plan de prejubilaciones voluntarias y bajas incentivadas que afectará a unos 240 trabajadores. Cegasa mantendrá en la capital alavesa y en Oñati (Guipúzcoa) las actividades de embalaje y envasado de producto, así como la fabricación de pilas industriales, I+D+i y comercialización.

Cegasa tiene siete delegaciones en España, nueve más en Europa y otras dos en Honk Kong y Georgia ( EE UU).

Cadena de montaje de vehículos en la factoría de Mercedes  en Vitoria.
Cadena de montaje de vehículos en la factoría de Mercedes en Vitoria.PRADIP J. PHANSE

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50