Albert Boadella dirigirá los Teatros del Canal en Madrid

El director catalán acepta la oferta de Esperanza Aguirre

Y Albert Boadella dijo sí. Cuatro años han tenido que pasar para que Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, del PP, haya conseguido arrancar al enfant terrible del teatro catalán el compromiso de asumir la dirección artística de los Teatros del Canal. Hoy lo anunciará la presidenta en el Parlamento regional, durante el debate del Estado de la Región, según confirmaron ayer fuentes del Gobierno de Madrid. "Boadella ha aceptado ocuparse de la programación" de los Teatros, aseguraron. Pero él no pudo anoche ser contactado para confirmar este punto.

"No soy el perfil adecuado para trabajar en la Administración pública; siempre he trabajado en el mundo privado, con unos límites muy grandes de libertad, haciendo lo que quería en todo momento", afirmó Boadella en julio de 2004, poco después de que Aguirre anunciara en Barcelona que le había propuesto dirigir los Teatros del Canal. "Difícilmente abandonaré mi propia obra", explicó entonces el director y dramaturgo, en referencia a Els Joglars, la compañía que dirige desde hace 47 años, y a la que en ese momento se negó a "poner los cuernos".

Presupuesto millonario

Entonces, parecía inminente el fin de las obras de este espacio cultural de más de 35.000 metros cuadrados, dividido en tres edificios que albergan otros tantos escenarios más un centro coreográfico y que cuenta con un presupuesto millonario, que hoy concretará Aguirre.

Los trabajos, dirigidos por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg, se dilataron varios años más (su apertura estaba prevista para 2006). Hasta el punto de que la presidenta de Madrid llegó a destituir al arquitecto, al que culpaba de los retrasos, para luego, tras la polémica suscitada, volverlo a contratar. Aunque el escenario se abrirá el próximo martes al público, con una inauguración triunfal en la que se estrenará un musical de Nacho Cano, luego quedará cerrado y no habrá programación al menos hasta entrado 2009.

En el tiempo que han durado las obras, Boadella ha vivido una transformación radical en lo político y también en su relación con Cataluña, razones que probablemente han condicionado su decisión.

De simpatías anarquistas, luego socialistas, el director catalán ha ido escorándose cada vez más a la derecha, y acercándose a posiciones que defiende la propia Aguirre, desde su vinculación al partido Ciutadans de Cataluña. Al mismo tiempo, se ha enquistado su relación con su tierra de origen, porque él ha achacado la falta de público catalán en sus estrenos a un boicoteo político, similar al que en su día sufrió el cava catalán.

"No volveré a actuar en Cataluña, porque aquí existe un problema de libertad", dijo en la presentación de su libro Adiós, Cataluña. Crónica de amor y de guerra. Lo hizo de un modo muy teatral: subido a un barco, en el puerto de Barcelona. "Adiós, Cataluña..., hasta otra vida", gritó. Nadie esperaba que el puerto al que se dirigía fuera seco: Boadella tendrá que trasladarse a Madrid para asumir su empleo.

El director de teatro Albert Boadella.
El director de teatro Albert Boadella.CONSUELO BAUTISTA

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50