Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Angela Merkel: "El Holocausto nos llena de vergüenza"

La canciller alemana recuerda a las víctimas en el Parlamento de Israel

Pronunciado en alemán, lo que provocó que algunos diputados israelíes abandonaran una histórica sesión en el Parlamento, la canciller Angela Merkel se dirigió ayer a la Kneset para decir punto por punto lo que el Gobierno y legisladores israelíes deseaban escuchar. Tras un breve saludo en hebreo, sólo recurrió de nuevo a esta lengua para referirse al holocausto. "La Shoa, ejecutada en nombre de Alemania, llena de vergüenza a los alemanes. Me inclino ante las víctimas. Me inclino ante los supervivientes, y ante todos aquellos que los ayudaron a sobrevivir", proclamó Merkel, que se alineó con las tesis israelíes respecto al peligro del plan atómico de Irán.

La jefa del Gobierno recibió aplausos al término de una alocución que fue desairada por varios diputados, que miraban hacia los laterales de la Cámara mientras Merkel disertaba. Arieh Eldad, legislador de la coalición de extrema derecha Unión Nacional-Partido Nacional Religioso, había anunciado previamente su ausencia: "No puedo soportar la idea de escuchar alemán en la Kneset. Es la lengua en la que fueron ejecutados mis abuelos". La diputada laborista Shelly Yachimovich también consideró una falta de sensibilidad el uso de ese idioma.

Israel prepara minuciosamente todas las visitas de jefes de Estado y primeros ministros, y el discurso de Merkel -el primero de un jefe de Gobierno alemán en la Kneset- no podía sino reflejar una total coincidencia de opiniones. Así, la canciller prometió promover "el endurecimiento de sanciones en el Consejo de Seguridad", o entre sus socios europeos, si Irán no detiene su programa nuclear. "Nuestra responsabilidad histórica es parte fundamental de la política de mi país. La seguridad de Israel no es negociable. Si Irán consigue armas nucleares habrá consecuencias desastrosas. Tenemos que evitarlo", enfatizó. Merkel señaló que el lanzamiento de cohetes desde Gaza "debe terminar", pero eludió toda alusión sobre la expansión de colonias en territorio palestino, criticada por EE UU y condenada por la UE. Ni una palabra que pudiera molestar a la audiencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 2008