Detenido en Bangkok el mayor traficante de armas

El ruso Víktor Bout iba a realizar una venta a las FARC, según la policía

Agencias

Víktor Bout, el señor de la guerra que Nicolas Cage interpretó en el cine, el hombre capaz de vender armas simultáneamente a dios y al diablo sin hacerse un solo rasguño, perdió finalmente su buena estrella en un hotel de lujo de Bangkok: la policía tailandesa detuvo ayer a Bout, de 41 años, uno de los más esquivos y famosos traficantes de armas del mundo, y probablemente será extraditado a Estados Unidos.

Este ciudadano ruso, ex oficial del KGB de la época soviética, se había erigido en una leyenda en el macabro sector del tráfico de armas, donde se le conocía como Mercader de la muerte. Su imperio cuenta con al menos 40 avionetas, que se han desplazado por medio mundo: a Afganistán cuando se enfrentaban talibanes y la Alianza del Norte -a ambos les vendió AK47 para que se liquidaran mutuamente-, a Angola para nutrir a UNITA, a Sierra Leona y Liberia para dar munición a Charles Taylor, a Líbano, a Filipinas... Desde 2002 pesaba sobre él una orden internacional de arresto, solicitado por Bélgica y expedido por la Interpol, y Estados Unidos llevaba años pisándole los talones. Siempre en vano. Hasta que llegó a Bangkok.

A la capital tailandesa llegó presuntamente a cerrar otro buen negocio, esta vez con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla de América. Pero aterrizó en mala hora: el pasado sábado, una ofensiva del Ejército colombiano contra las FARC en tierra ecuatoriana provocó la muerte del número dos de la guerrilla, Raúl Reyes, y una veintena de rebeldes. En la acción, que ha desencadenado una grave crisis diplomática entre Bogotá, Quito y Caracas, el Ejército de Colombia se incautó de ordenadores repletos de documentos secretos de las FARC. Los analistas coinciden en que de las tripas de estos portátiles salieron los hilos que condujeron hasta el hotel de lujo de Tailandia en el que discretamente había reservado Bout una habitación.

"[Bout] estaba en el país para intentar vender armas a las FARC", aseguró el general tailandés Pongpat Chayapan, quien añadió que la policía le seguía desde hace meses, aunque precisó que el traficante entró ayer mismo al país. Otras fuentes apuntan que llevaba en Tailandia desde enero y que iba cambiando de hotel periódicamente.

Según The New York Times, ayer mismo fue interrogado por agentes estadounidenses en Bangkok. EE UU impuso en octubre de 2006 sanciones específicas contra todas las empresas relacionadas con Bout, al que Amnistía Internacional considera "el hombre de negocios más prominente" relacionado con el tráfico de armas internacional.

Chayapan subrayó que Tailandia emprenderá acciones legales contra Bout, que nunca ha comparecido ante un tribunal por tráfico de armas, con independencia de que decida "deportarle a otro país, probablemente Estados Unidos".

El ex espía y traficante de armas ruso Víktor Bout, tras ser detenido ayer en Bangkok.
El ex espía y traficante de armas ruso Víktor Bout, tras ser detenido ayer en Bangkok.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50