Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro imputados de Nutra Life por el fraude de los adelgazantes

La Guardia Civil interrogó a los responsables de la firma de 'productos milagro'

El responsable de Nutra Life Internacional, Andrew Benson, y otras tres personas más que trabajan en la empresa con sede en Málaga y que, supuestamente, vende productos adelgazantes fraudulentos han sido imputadas en la Operación Toscana.

Las cuatro personas están imputadas por un delito contra la salud pública y declararon ante la Guardia Civil el pasado viernes, tras la operación del día anterior en la que los agentes del Grupo de Medio Ambiente y Consumo de la Unidad Central Operativa (UCO) se incautaron de 50.000 productos de 30 variedades en un almacén que la firma tiene en Málaga.

MÁS INFORMACIÓN

Según la denuncia de Facua-Consumidores en Acción, Nutra Life comercializa "medicamentos ilegales que contienen altas concentraciones de triyodotironina, una hormona tiroidea, y de la hormona sexual beta-estradiol, lo que podría ser perjudicial para la salud", apuntó ayer Rubén Sánchez, portavoz de Facua. Además de Benson, ciudadano de origen británico y residente en Mijas (Málaga), los otros imputados son una trabajadora del almacén que la empresa tiene en el polígono industrial El Viso, y otros dos trabajadores del call center en la calle Nicolás Salmerón de la capital malagueña, según Facua. Los cuatro están en libertad a la espera de que les llame a declarar el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Badajoz. Según fuentes de la UCO, las cuatro personas son los responsables de Nutra Life Internacional y de IMX Internacional Mail Express, otra empresa inscrita en el Registro Mercantil de Málaga desde 1994 y con sede en la misma nave que Nutra Life.

La organización de consumidores advierte que éste es sólo el primer golpe a los llamados productos milagro y que tienen "en el punto de mira" a otras empresas de productos fraudulentos. "Sólo este año desde Facua hemos presentado unas 10 denuncias por publicidad fraudulenta, con muy poco éxito. Pero fue cuando descubrimos que los productos que comercializan son fármacos, tras el análisis que realizó en el pasado julio el Servicio de Bioquímica Clínica del Hospital Virgen del Rocío, cuando lo denunciamos ante la Guardia Civil", explica Sánchez.

La organización de consumidores ha calculado que podrán estar afectadas "decenas de miles de personas e, incluso, cientos de miles". "Han sacado anuncios de páginas completas dos o tres veces por semana en periódicos y revistas de tirada nacional, algo que podría costar un millón de euros, con lo cual sus ingresos tenían que ser mucho mayores y, por tanto, sus clientes deben rondar los cientos de miles", analiza el portavoz de Facua. El precio de los productos oscila entre los 30 y los 130 euros.

"Nosotros hemos comprobado que Nutra Life se registró en 2004, mientras que IMX Internacional está registrada desde 1994, pero desconocemos si IMX se ha dedicado también durante todos estos años a los productos milagro. La empresa ha cambiado de nombre varias veces. De hecho, la Guardia Civil no pudo clausurar la nave de El Viso porque también vendía otras cosas que son legales, como almohadas o libros, para convertirse en millonaria. En 2007 los productos milagro los ha estado distribuyendo Paramarketing", asegura Sánchez.

Facua ha denunciado, sin mucho éxito, a la empresa por publicidad fraudulenta como la que prometía adelgazar "hasta 28 kilos en menos de nueve semanas sin dejar de comer, ni hacer ningún tipo de gimnasia". "Su publicidad cuando se dirigía a las mujeres para perder peso era totalmente denigrante. Presentaban testimonios en los que decían que sus maridos no las deseaban porque estaban gordas y que, tras tomar los productos y adelgazar habían vuelto a ser atractivas", añade Sánchez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de diciembre de 2007