Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VOTOS A FAVOR

Zapatero salva 'in extremis' el Presupuesto

El último pleno de la legislatura aprueba las cuentas del Estado para 2008 - La mitad de sus 314.521 millones de euros se dedican a políticas sociales

Después de cuatro años de extremada dureza parlamentaria, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero respiró ayer aliviado al salvar la última barrera de esta legislatura: la aprobación de los Presupuestos del Estado para 2008. Y como símbolo de que termina su mandato "con estabilidad" y no de forma agónica, el presidente anunció que las elecciones generales se celebrarán el próximo 9 de marzo. Todos los parlamentarios sabían ayer que vivían los últimos momentos de la VIII Legislatura. Por eso, aunque el denso pleno de ayer, con aprobación de varias leyes, tuvo momentos duros, incluso de gran aspereza, luego hubo un hueco para la emoción en la despedida.

A las 15.48, el marcador de votaciones situado en salón de plenos del Congreso indicó que la Cámara Baja levantaba el veto aprobado por el Senado a los Presupuestos para 2008. Por 182 votos a favor, frente a 165 en contra -con sólo tres ausencias, justificadas por enfermedad de parlamentarios del Partido Popular-, el Gobierno vio triunfar su proyecto presupuestario para el año que viene.

Apoyo de IU, PNV y BNG

Del lado del sí estuvieron el PSOE, IU-ICV, PNV, BNG, Chunta Aragonesista, Nueva Canaria y el ex diputado del PP Joaquín Calomarde. El voto número 182, inesperado, fue el de Luis Mardones, de Coalición Canaria, quien apoyó los Presupuestos haciendo caso omiso de la directriz de su grupo. Mardones, que deja el Congreso tras 25 años de diputado, no hizo muchos aspavientos para justificar su actitud. Simplemente recordó el perjuicio que ocasionaría a muchos sectores y colectivos la devolución de estos Presupuestos, ya que se quedarían sin las subidas en salarios y en pensiones.

El resto de los grupos que respaldaron con sus votos la propuesta del gobierno utilizaron los mismos argumentos: la responsabilidad ante la sociedad. Tanto Pedro Solbes, vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, como el portavoz socialista en el debate presupuestario, Francisco Fernández Marugán, trataron hasta el último momento de convencer a los grupos que insistían en no aprobar unos presupuestos que dedican el 50,5 % a gastos sociales. De los 314.521 millones presupuestados, 158.836 están destinados a partidas sociales; un 7,8% más que el año anterior. Las infraestructuras se llevan 24.026 millones de euros, un 9,4% más que en 2007. La inversión en Educación, de 3.000 millones, crece un 14% respecto al ejercicio que ahora termina.

En el sí de los grupos parlamentarios que han apoyado al Gobierno ha pesado notablemente lo mucho que se perdería, a su juicio, si ayer hubiera quedado rechazada la propuesta gubernamental. No se llevarían a efecto las ayudas para el alquiler de viviendas de 210 euros al mes para los jóvenes. Tampoco el aumento de las pensiones mínimas y de viudedad. Ni la ayuda de los 2.500 euros para las madres de niños nacidos o adoptados a partir del 3 de julio pasado. Las ayudas a la inmigración, con un 4,6% de aumento con respecto al año anterior, sería otra de las medidas que quedarían sin aplicación.

Estas razones son de peso para quienes apoyan los Presupuestos. Aunque las cifras no se han hecho públicas, existe toda una serie de enmiendas aprobadas en virtud de acuerdos durante el debate parlamentario y que suponen casi 1.000 millones de euros. Algunas de ellas, por valor de 200 millones, carecen de respaldo presupuestario como consecuencia de una votación en que la oposición sacó adelante sus tesis frente al Gobierno y que, por razones reglamentarias de la Cámara baja, no se pudo repetir para revocar ese resultado. El PSOE asegura que ese desajuste "se arreglará" al comienzo de la próxima legislatura, probablemente con créditos extraordinarios.

Reproche a CiU

Pero ayer, el reproche más enérgico del PSOE, a través de Fernández Marugán, se dirigió a Convergència i Unió al considerar que con sus votos estaban haciendo el juego al PP, cuando estas cuentas del Estado atienden de forma considerable las necesidades de Cataluña. Este Presupuesto incluye en el capítulo de inversiones a comunidades autónomas el incremento más notable de toda la legislatura, en aplicación de los estatutos reformados en el último año y medio. "Recurrir a talar el árbol para coger el fruto es una torpeza política", sentenció Marugán.

Sus compañeros le aplaudieron a rabiar en esta última sesión de la legislatura. "No me gustaría acabar como un presidente derretido", dijo Marín tras escuchar la despedida elogiosa y cálida que le dispensó el portavoz del PSOE, Diego López Garrido, con los diputados socialistas aplaudiéndole en pie. "Gracias, me hacía falta", dijo Manuel Marín dirigiéndose a los suyos. Después, pidió perdón a quien hubiera podido ofender o herir. La respuesta entonces fue un aplauso de todos los diputados.

182 frente a 165

- Votos necesarios: 176 (mayoría absoluta)

Votos a favor: 182. PSOE; IU-ICV; PNV, BNG, CHA, Román Rodríguez, Joaquín Calomarde y Luis Mardones.

Votos en contra: 165: PP, CiU, ERC, CC, EA y Nabai

VOTOS A FAVOR

IU-ICV y PNV: el rechazo traería "más renuncias"

Al grupo parlamentario IU-ICV no le entusiasman estos Presupuestos, pero su portavoz, Joan Herrera, consideró que el rechazo supondría "aún más renuncias". Su grupo ha aprovechado al máximo las negociaciones con el Gobierno para consolidar partidas sociales.

Al Partido Nacionalista Vasco le gustaría ver triunfar sus enmiendas en el Senado, pero optó por respetar el acuerdo de apoyo que alcanzó con el Gobierno en el trámite del Congreso.

VOTOS EN CONTRA

PP: "Un triste epitafio de un triste Gobierno"

El Partido Popular, a través de su portavoz económico, Vicente Martínez Pujalte, calificó la jornada de ayer de "triste epitafio a un triste Gobierno que negocia con ETA y con tránsfugas" para salvar unos Presupuestos que no hacen frente a la inflación, ni a la pérdida de poder adquisitivo. A su juicio, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pretende que las familias españolas vuelvan a las "cartillas de racionamiento", por la sugerencia de comer conejo.

ERC: "Ustedes se han negado a negociar"

A Joan Puig (ERC) le hubiera gustado que el Gobierno accediera a negociar los Presupuestos con su grupo, pero [el Gobierno] "ha elegido a otros socios". Además de considerar insuficientes las partidas sociales, Puig denuncia que el Ejecutivo continúa sin asumir la publicación de las balanzas fiscales para saber la situación de cada comunidad autónoma. Pidió una nueva ley de financiación autonómica.

CiU: contra la invasión de las competencias

"Por coherencia" justificó el portavoz de CiU, Jordi Vilajoana, su voto en contra. A CiU le ha podido sobre todo su rechazo a la "invasión de competencias" que, a su juicio, hace el Gobierno sobre vivienda, metiéndose en un terreno propio de esa comunidad. Tampoco se han cumplido las expectativas de desarrollo del Estatuto de Cataluña porque lo "mejor será que un nuevo Gobierno elabore otras cuentas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2007

Más información