Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno anuncia elecciones para el 9 de marzo

El momento elegido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para convocar elecciones fue tras pasar su último examen. Una vez aprobados ayer en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado anunció que los comicios se celebrarán el 9 de marzo de 2008. En cumplimiento de las fechas reglamentarias, habrá un decreto de disolución de las Cámaras el 14 de enero. Después, los partidos empezarán su campaña electoral, que arrancará el 22 de febrero y culminará el 7 de marzo. Todas las fechas las aportó ayer el propio presidente que, no obstante, declinó hacer declaraciones. Aunque no había duda de que las elecciones serían el 9 de marzo, aún faltaba la confirmación oficial.

El secreto no fue tal desde que hace casi un mes el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, anunció que el 9 de marzo habría elecciones en esa comunidad autónoma. Nadie dudaba de que se celebrarían juntas.

En los tres minutos que consumió el presidente en su comparecencia, en un salón del Congreso contiguo al hemiciclo, decidió hacer un balance triunfal de su legislatura, basada, sobre todo, en los datos económicos.

Se apreciaba su satisfacción por haber conseguido la aprobación por cuarto año consecutivo de los Presupuestos. El superávit, las cuentas de la Seguridad Social más que saneadas, la creación de empleo, la puesta en marcha de políticas de vivienda... constituyeron el balance apretado de Zapatero. Una vez que España ha alcanzado a Italia en renta per cápita, Zapatero aseguró que el objetivo lo pone en "superar a Francia".

Lo cierto es que el presidente del Gobierno ya no tomará la palabra en el Congreso hasta la próxima primavera, una vez que comience la siguiente legislatura. A partir de ahora, alternará su tarea de gobierno, los viajes internacionales y la campaña electoral. En medio continúa la negociación entre el PSOE y el PP para articular los dos debates que Zapatero y el líder popular, Mariano Rajoy, van a mantener, según un principio de acuerdo. Tan satisfecho estaba ayer Zapatero que pareció olvidar la dureza de esta legislatura, que sólo calificó de "intensa"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2007