Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra el cambio climático

Los ecologistas consideran que las medidas son insuficientes para el reto del cambio climático

Gravar a los coches más sucios y primar a los menos contaminantes. Modificar el impuesto de matriculación es una de las claves más concretas del Plan de Medidas Urgentes contra el cambio climático aprobado ayer en un Consejo de Ministros monográfico. Una medida de la que se beneficiarán un millón de coches, dos tercios de los vehículos que se venden en España. El paquete de acciones -que agrupa 80 medidas inmediatas, la mayoría encuadradas en la Estrategia Nacional contra el Cambio Climático- incluye además de la del impuesto de matriculación otras como la de instalar calderas más ecológicas y contadores de energía en los hogares o aplicar planes de eficiencia energética en los edificios públicos.

Insuficiente. Es la opinión generalizada entre las asociaciones ecologistas sobre la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia que aprobó ayer el Consejo de Ministros. Raquel Montón, responsable de Greenpeace, declaró que "no es coherente con el propósito de querer liderar la lucha contra el cambio climático a nivel global expresado por Zapatero".

Se mostró especialmente decepcionada con el Plan de Asignación de Derechos de emisión de dióxido de carbono: "Podría haber sido muchísimo más ambicioso. Con no haber asignado ningún derecho de emisión al sector eléctrico habríamos podido cumplir con el Protocolo de Kioto".

Mar Asunción, de la organización WWF/Adena, expresó también su decepción. "Se sigue sin garantizar que España vaya a cumplir con Kioto, y sobre todo no asume los compromisos más allá de 2012".

En cuanto a las formaciones políticas, la portavoz del Partido Popular en el Congreso, María Teresa de Lara, rechazó el concepto de estrategia contra el cambio climático: "Se trata de una serie de medidas urgentes y un plan de ahorro y eficiencia energética, pero la estrategia como tal no está aprobada". La popular sostuvo que algunas de las disposiciones ya están en vigor, como el porcentaje de energías renovables previsto para 2012.

Gaspar Llamazares, coordinador general de Izquierda Unida, tildó el paquete de medidas de "avance insuficiente".

Joaquín Nieto, de CC OO, consideró que el Plan es "potente" y se mostró confiado en que España cumpla con los requisitos del Protocolo de Kioto. Manifestó que es necesario llevar a cabo otras iniciativas que refuercen el Plan: "Es muy importante que se apruebe una ley de movilidad en el transporte que favorezca el uso del ferrocarril y del transporte público, porque las emisiones en este sector han crecido un 83%".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de julio de 2007