El 93% de las empresas está en Internet pero sólo el 13% comercia por la Red

Las transacciones telemáticas alcanzan en 2006 una cifra de negocio de 8.300 millones

La implantación de las tecnologías de la información avanza a buen ritmo en las empresas vascas, aunque su uso para hacer negocio aún está muy poco extendido. Sólo 23.300 compañías, el 12,8% del total, realizaron comercio electrónico en 2006, cifra que supone un incremento del 2,3% respecto al año anterior, según datos del Eustat. Las transacciones ascendieron a 8.300 millones de euros, de los que 5.650 correspondieron a ventas y 2.650 a compras. El 93% de las compañías tiene acceso a Internet, aunque sólo una cuarta parte está presente en la Red a través de una página web.

Las empresas vascas continúan mejorando su dotación en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en los primeros meses de este año, aunque todavía están muy lejos de aprovechar todas las oportunidades que ofrecen estos equipamientos telemáticos. El director del Instituto Vasco de Estadística-Eustat, Josu Iradi, opinó ayer que las compañías vascas "siguen sin hacer un gran uso del comercio electrónico" y que la proporción de las que realizan estas operaciones, pese a los incrementos registrados, sigue siendo baja. A su juicio, "no se cumplen hoy las expectativas de participación que se habían generado".

Aunque lentamente, el comercio electrónico sigue creciendo en Euskadi. Iradi informó de que 23.300 empresas (el 12,8% del total) realizaron en 2006 transacciones económicas a través de la Red. En las organizaciones de diez o más empleados este nivel se sitúa en el 20,4%.

El valor de estas operaciones se elevó a 8.300 millones, de los que 5.650 correspondieron a ventas y el resto, a compras. Añadió que, si bien el valor económico de las ventas duplican al de las compras, el porcentaje de compañías que adquieren productos es del 11,4%, frente a sólo el 2,9% que los vende por esta vía.

Por sectores, el 15,3% de las empresas industriales llevaron a cabo comercio electrónico durante el año pasado, bajando la tasa al 13,7% en el caso de los establecimientos de servicios y al 6,3% en el de los dedicados a la construcción. En cuanto al tamaño, el 25% de las empresas de 50 o más empleados reconoce haber utilizado el comercio electrónico, mientras que entre las que tienen uno o dos empleados la cifra baja al 11%.

El principal obstáculo que alegan las compañías para realizar compraventas a través de Internet es que sus productos y servicios no son adecuados para este tipo de operaciones (el 57,3%), que sus clientes no están preparados pasa usar estas tecnologías (el 46,1%), que hay una gran incertidumbre respecto a las leyes que rigen este mercado (el 45,1%), que hay un grave problema de seguridad en los pagos (el 43,7%) y que existen problemas logísticos (el 34,8%).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Competitividad

La última encuesta del Eustat concluye que la implantación de las TIC en las empresas ha mejorado a comienzos de 2007. El 61,6% tiene acceso a Internet, un porcentaje que se eleva al 93,5% en las que cuentan con diez o más trabajadores. La forma mayoritaria para coonectarse a la red es mediante una línea ADSL, que año tras año continúa incrementándose y alcanza actualemente el 81,4%.

El director del departamento económico-fiscal de la patronal Confebask, Eduardo Aretxaga, considera que las empresas han asumido que las TIC desempeñan un papel "de primer orden" en la "mejora de los procesos de negocio y en la creación de productos y servicios innovadores".

El nivel de equipamientos tecnológicos es "más que aceptable" en las organizaciones, aunque ahora deben dar "un salto" para "utilizar esas herramientas en la mejora de la competitividad". Las TIC, agrega Aretxaga, son "fundamentales" para introducirse en nuevos mercados, relacionarse con clientes y proveedores, ahorrar tiempos en la producción y dar un mejor servicio. "Ahora hay que usar lo que se ha invertido", concluye.

Mónica Moso, directora general del Cluster del Conocimiento, coincide en que el despliegue de las nuevas infraestructuras "ha exigido un gran esfuerzo" a las empresas, que a partir de ahora deben emplear las capacidades que ofrecen en los procesos de gestión. "Las nuevas tecnologías son necesarias para tener una vigilancia del mercado, colaborar con institutos tecnológicos e integrarse en otras redes que mejoren la competitividad", asegura Moso. El principal reto para las empresas, añade, consiste en "crear nuevos modelos de negocio mediante las TIC".

Una persona trabaja con un ordenador portátil en una feria comercial.
Una persona trabaja con un ordenador portátil en una feria comercial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS