El Gobierno propone un 'curso puente' entre 1º y 2º de bachillerato

Los alumnos que aprueben más de la mitad de materias repetirán sólo las que suspendan

Suspender más de dos asignaturas en 1º de bachillerato ya no significará obligatoriamente repetir el curso entero. Siempre que hayan aprobado más de la mitad de las materias (cinco o seis), los alumnos podrán estudiar durante el curso siguiente sólo las que suspendieron, completando el año escolar con algunas de 2º. El Ministerio de Educación ha propuesto este curso puente, que entraría en vigor en 2009-2010, para disminuir el porcentaje de jóvenes que dejan de estudiar tras la enseñanza obligatoria (30%). La propuesta es "irresponsable" porque va contra la cultura del esfuerzo, dice el PP.

Más información
Los estudiantes tendrán más libertad para elegir las asignaturas de su programa de estudios
Bachillerato flexible
Un 'curso puente' para Bachillerato

El bachillerato, dividido en dos cursos (17 y 18 años), es el paso siguiente a la educación obligatoria y previo a la universidad o a la formación profesional de grado superior. Con dos suspensos en 1º de bachillerato se puede pasar a 2º, estudiando el curso completo, pero con la obligación de recuperar aquellas dos materias (esto seguirá igual). Y hasta ahora, con tres suspensos, el alumno tiene que repetir, desde cero, todo el curso. En toda España hay 638.278 alumnos en bachillerato.

Pero el Ministerio de Educación, en su propuesta de real decreto de enseñanzas mínimas para el bachillerato que desarrolla la Ley Orgánica de Educación (LOE, aprobada el año pasado), plantea la posibilidad de este curso puente. Sólo podrían acceder los alumnos que suspendieran tres o más, pero aprobaran más de la mitad del curso, de un total de entre nueve y once asignaturas, dependiendo de las optativas o de si se cursa Religión. Después de ese curso intermedio, los estudiantes sólo tendrían que seguir las materias de 2º que le faltasen para completar la etapa. La LOE dice que el bachillerato se puede cursar en un máximo de cuatro años.

Ésta sería una fórmula mixta entre la que existe en la educación obligatoria, en la que la repetición es del curso completo, y la que existe en la universidad, en la que cada asignatura aprobada, independientemente del número de materias que se superen, no se tiene que volver a cursar.

La medida entraría en vigor en el curso 2009-2010, esto es, un año después de que se empiecen a aplicar en 1º los contenidos adaptados a la nueva ley. El Gobierno y las comunidades se reunirán el próximo martes para discutir esta propuesta, ya que serán los ejecutivos autonómicos los que tendrían que regularlo al detalle (el número máximo de materias de 2º que se podrán estudiar en ese curso puente, por ejemplo). Aunque también pueden dejar margen para que sean los propios centros los que lo organicen en función de las circunstancias concretas de los alumnos.

El sindicato UGT propone desde hace años algo muy similar (asumido por el Gobierno catalán en septiembre pasado) que consistía en dividir en tres los dos cursos del bachillerato para facilitar la obtención del título a los alumnos con más dificultades. Parecido al esquema que ya funciona en el bachillerato nocturno y con el matiz de que estos chicos y chicas empezarían directamente estudiando la etapa distribuida en tres años, el objetivo es el mismo: reducir el elevado número de jóvenes entre 18 y 24 que dejan de estudiar después de la educación obligatoria, un 30,4%. Este porcentaje, con grandes variaciones entre comunidades (ver gráfico), sólo lo superan Portugal y Malta en la UE. El objetivo comunitario es que en 2010 la población de esa edad sin título de bachillerato o FP no supere el 10%.

Organización

El PP ha calificado de "locura" e "irresponsabilidad" la propuesta del ministerio. "Esto va a suponer una degradación de esta etapa, porque va en la línea del facilismo en lugar de fomentar, como sería necesaria, la cultura del esfuerzo", aseguró Eugenio Nasarre, portavoz de Educación del PP en el Congreso de los Diputados. "Además, va a generar desorden organizativo en los centros", añadió.

Los directores de instituto admiten que el curso puente puede conllevar más complejidad organizativa, pero creen que se puede solventar: "Al organizar los horarios, simplemente puede ser cuestión de que el alumno, entre las asignaturas que haga de segundo, tenga que elegir Historia en lugar de Lengua", ejemplifica José Antonio Martínez, presidente de la Federación nacional de Directores de Instituto (Fedadi).

EL NUEVO PROGRAMA

Asignaturas comunes. Educación Física (sólo en primero), Filosofía y Ciudadanía, Historia de la Filosofía, Historia de España, Lengua y Literatura Castellana, Lengua Extranjera, Lengua cooficial (si la hubiera) y Religión (opcional, no tiene alternativa)

De modalidad. El alumno elegirá, entre los dos cursos, cinco materias del bachillerato que haga (Artes, Humanidades y Sociales, o Ciencias y Tecnología). Una sexta puede ser de la misma o de otra modalidad

Optativas. Normalmente, el estudiante elige una en cada curso. Podrá cambiarla por una su modalidad

Sobre la firma

J. A. Aunión

Coordinador del espacio de Educación de EL PAÍS. Especializado en información educativa durante más de una década, también ha trabajado para las secciones de Local-Madrid, Reportajes, Cultura y EL PAÍS_LAB, el equipo del diario dedicado a experimentar con nuevos formatos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS