Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Una ciencia para la 'web'

El MIT y la Universidad de Southampton crean un título superior para estudiar la Red

La web es mucho más que cables y software; es el punto de encuentro de más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo. Así lo ha entendido el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, en sus siglas inglesas) y la británica Universidad de Southampton, que ayer presentaron el proyecto de un título de estudios superiores en Ciencias de la Web, que completará los contenidos informáticos con otros en biología, derecho o sociología.

Más allá de la tradicional ingeniería informática, la web representa un enorme fenómeno global que tiene mucho que decir acerca del comportamiento y las relaciones humanas, aseguran los responsables del proyecto. "Se trata de personas y, sí, están conectadas a través de ordenadores. Pero el estudio de esa maquinaria es incapaz de decir lo que está ocurriendo en la Red", aseguró a The New York Times, Tim Berners-Lee, creador del World Wide Web, investigador del MIT, profesor de la Universidad de Southampton y uno de responsable de la iniciativa.

La Red crece a un ritmo vertiginoso. En los últimos seis años, los usuarios de la web han aumentado un 200%. En España, ya son usuarios casi la mitad de la población. Las formas de comprar, de relacionarse, de informarse..., todo se está viendo trastocado por el inabarcable imperio de la web.

"Es necesario que tengamos una ciencia específica para entender todo eso. Debemos ser capaces de descubrir si va a continuar sirviéndonos bien o si terminaremos chocando contra esas cosas que súbitamente aparecen y son, de hecho, muy malas", explicó Berners-Lee en una entrevista a la BBC. Las Ciencias de la Web tratarán de reunir todos los brazos que alcanza la Red, desde la sociología y el comportamiento individual, hasta los hábitos de consumo o todos los problemas en torno al derecho a la intimidad, los derechos de autor o la distribución de contenidos ilegales que han nacido con la popularización de Internet.

La Universidad de Southampton tiene previsto ofrecer, hacia 2008, los primeros títulos completos de Ciencias de la Web, que primero estarán dirigidos a estudiantes de máster para más tarde comenzar con las titulaciones de Grado (licenciaturas), explicó ayer la responsable de la Escuela de Electrónica e Informática de Southampton, Wendy Hall.

El temario de estos estudios cubrirá aspectos como la teoría de evolución de la web o la aproximación a los más nuevos campos de investigación. Por ejemplo, la web semántica, que pretende que las búsquedas en Internet, además de presentar la información contenida en las páginas, como ocurre ahora, sean capaces de comprender esa información para seleccionarla más rápida y certeramente.

"Hoy en día, Internet influye en todos los aspectos de nuestra cultura, desde el comportamiento social, hasta la educación, pasando por supuesto por los negocios", aseguró Wendy Hall. Precisamente sobre la importancia que tendrá esta nueva ciencia sobre el mundo empresarial ha insistido el director ejecutivo de Google, Eric E. Schmidt: "Seguramente representará una enorme influencia sobre la próxima generación de empresarios que construirán sus compañías con este punto de partida", aseguró a The New York Times.

El título de Ciencias de la Web es una de las primeras propuestas surgidas de la colaboración entre el MIT y la Universidad de Southampton para crear ese nuevo campo de conocimiento que aglutine a todos los campos en torno a la web. La iniciativa pretende ser el centro de una red de expertos de todas las áreas que cree e intercambie conocimiento y forme a nuevos profesionales. "Se acaba de cumplir la primera década de uso masivo de Internet, y apenas hemos rascado todavía la superficie de lo que se podría llegar a alcanzar con un estudio más profundo de su diseño y de su impacto en la sociedad", aseguró Tim Berners-Lee.

100 millones de sitios

En 1995, cuando la empresa Netcraft comenzó su trabajo de recuento de los sitios web de todo el mundo, había 18.000. Y 11 años después, el pasado octubre, se ha alcanzado el récord histórico de 100 millones de sitios web. Todos ofrecen contenidos e información y unos 47 millones de ellos son activos; es decir, se ponen al día más frecuentemente.

La enorme proliferación de sitios amplía la oferta, pero también trae consigo enfrentamientos. El último ha sido la demanda de una empresa de maquinaria de Ohio (EE UU) a la popular web de intercambio de vídeos youtube.com. La razón es que el parecido con el nombre de la página web de la empresa, utube.com, ha provocado repetidamente el colapso de ésta por culpa de usuarios en busca de vídeos que intercambiar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 2006

Más información