Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otras industrias contaminantes

"En la posición de Kirchner hay más política que ecología" afirma el analista Jorge Giacobbe, titular de la encuestadora Giacobbe y Asociados. "Si Kirchner tuviera una posición ecologista la manifestaría en otras cuestiones de Argentina, como los problemas con el suelo, la contaminación del Riachuelo o los afluentes que salen de otras industrias contaminantes".

En Argentina hay 10 plantas procesadoras de celulosas, que no en todos los casos pueden presumir de buenas prácticas ambientales. En Puerto Esperanza, ubicado en la provincia argentina de Misiones -a sólo 20 kilómetros de las Cataratas del Iguazú-, la fábrica de celulosa Alto Paraná tiene a sus 20.000 habitantes con asmas recurrentes, irritaciones cutáneas, cánceres variados y una admirable facilidad para ignorar el olor a podrido que flota en el aire.

En Gualeguaychú se preguntan qué hizo Néstor Kirchner por esa gente, y qué hizo por las poblaciones que rodean las otras 10 fábricas de papel que están emplazadas en el territorio argentino. Dicho de otro modo, en Gualeguaychú temen caer en ese mismo olvido sepulcral.

¿Qué alcances nacionales e internacionales tendrá el conflicto papelero? ¿Es sólo ambientalismo, es sólo un forcejeo de poderes partidarios, es un poco de ambas cosas? En Argentina y Uruguay, las preguntas ocupan la portada de todos los periódicos desde hace varias semanas.

El estado en la construcción de ambas plantas se encuentra en distintas fases. ENCE ya empezó a mover el suelo para iniciar la construcción, aunque la edificación en sí misma se iniciaría a finales de este año. Botnia, por su parte, comenzó a edificar a mediados del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de mayo de 2006