Reportaje:

Tres generaciones y una revolución

Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales se juramentan para una ofensiva revolucionaria en América Latina

Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales están lanzados, su ofensiva revolucionaria en América Latina es total. Según los presidentes de Cuba, Venezuela y Bolivia, éstos no son momentos de achicarse frente a Washington, sino de "ataque" y de alianzas para frenar los intentos de Estados Unidos de extender la "maldición del capitalismo" en la región. El sábado, los tres mandatarios firmaron diversos acuerdos económicos y políticos para "consolidar" la revolución en Bolivia e impulsar en Latinoamérica un modelo de integración de izquierdas.

La breve pero intensa cumbre celebrada en La Habana por los tres mandatarios concluyó con la incorporación de Bolivia a la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), ideada por Chávez con apoyo de Castro contra el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) de Estados Unidos. Los tres presidentes suscribieron además el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), una respuesta a los Tratados de Libre Comercio (TLC) que Estados Unidos negocia con países como Colombia y Perú.

"Ante la agresión del plan imperial de los TLC, la mejor defensa es el ataque. Atacar. Este pacto forma parte del plan de ataque", dijo Chávez tras la firma de los acuerdos.

Los convenios establecen que Cuba y Venezuela eliminarán las barreras para la importación de productos agrícolas o industriales de Bolivia, el país más pobre de Suramérica. Además, se comprometen a comprar soja y otros productos que Bolivia no logre colocar en otros países.

Según lo pactado, Venezuela suministrará a Bolivia todo el crudo e hidrocarburos que necesite, además de instalar industrias petroquímicas en el país.

Mecanismos compensatorios

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Se crean una serie de mecanismos "compensatorios" para que el país andino pague la factura petrolera con facilidades financieras. Cuba brindará servicios médicos y colaboración en diversas áreas, pero sobre todo en materia de educación, incluyendo un ambicioso plan para alfabetizar Bolivia en poco tiempo. Morales admitió que su país es el más beneficiado por los acuerdos, y dijo que el apoyo resultará vital para erradicar la pobreza en su país.Con la entrada de Bolivia a los "mecanismos solidarios" de la Alba, se consolida la apuesta de Fidel Castro y Hugo Chávez de impulsar un modelo de integración regional basado "en la cooperación" y no en "propuestas neoliberales", en el que el petróleo venezolano y los médicos y universidades cubanas son el cemento de la ansiada unidad. Pueblo hubo, y mucho, el sábado en la plaza de la Revolución de La Habana, donde los tres líderes protagonizaron un maratón de discursos, todos muy revolucionarios. Para Evo, en La Habana se reunieron tres pueblos y también tres generaciones de una misma revolución latinoamericana; en ella, dijo, Castro es el abuelo; Chávez, el padre, y él, el hijo. [Castro tiene 79 años; Chávez, 51, y Evo, 46].

Morales pidió a Chávez reconsiderar su postura de abandonar la Comunidad Andina de Naciones con el objetivo de "refundarla" desde su interior, dándole un "carácter antiimperialista".

En su turno en la plaza, Chávez recordó que el año pasado, en un acto similar, Evo Morales estaba entonces como líder opositor. A continuación se dirigió al candidato presidencial sandinista Daniel Ortega, quien estuvo junto a los presidentes en la cumbre: "Daniel, te estamos invitando para el año que viene a que vengas aquí como presidente de Nicaragua".

Hugo Chávez, Fidel Castro y Evo Morales bromean durante un acto en la plaza de la Revolución en La Habana.
Hugo Chávez, Fidel Castro y Evo Morales bromean durante un acto en la plaza de la Revolución en La Habana.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50