Poetas de las dos orillas del Atlántico abordan su relación creativa

Cosmopoética pone de manifiesto la extraña comunicación literaria de España y América

Por el Atlántico, ese océano en el que se habla castellano en sus dos orillas, también navega la poesía. Escritores españoles e hispanoamericanos están en contacto. Pero ¿existe un verdadero diálogo fluido? Cinco poetas exponen su opinión. Tomás Segovia (Valencia, 1927), Ángel González (Oviedo, 1922), Eduardo Chirinos (Lima, Perú, 1960), Eduardo Milán (Rivera, Uruguay, 1952) y María Negroni (Rosario, Argentina, 1961), todos ellos participantes del encuentro Cosmopoética, que se cerró ayer en Córdoba, ofrecen su visión de un diálogo que debería ser más fructífero hoy que nunca.

Para Tomás Segovia, "en este momento, comparándolo con otras épocas, sí hay una relación más fluida entre los poetas y sus cómplices que hace 30 años", asegura. "En cambio, el mundo oficial y político está más endurecido. La fluidez es sólo entre los poetas, pero se queda ahí". Los encuentros como Cosmopoética ayudan. "Es cierto que hace 40 años era muy complicado congregarnos en una reunión como ésta. Sin embargo, el rumbo de la sociedad desautoriza directamente este diálogo, lo arrincona. Esto se nota en los libros. Circulan porque nos los mandamos entre nosotros. Cada vez hay una menor fluidez en la industria. Sin embargo, hay más entre los escritores".

El maestro Ángel González, siempre comprometido con el acercamiento de la poesía a la calle, cree que se han superado barreras: "Hace 40 años había una incomunicación muy grande. En España no sabíamos qué estaba pasando en Iberoamérica. Tras la revolución cubana, la Casa de las Américas empezó a editar libros y fue el primer vínculo de fluidez. Ahora, España está cumpliendo ese papel. Están surgiendo aquí editoriales de poesía que, por primera vez, viven de publicar poesía y que editan a autores de las dos orillas".

Eduardo Chirinos demuestra su asombro: "Cuando vine por primera vez a España hace 20 año me sorprendí. Me di cuenta de que al estar fuera de Iberoamérica podía tener acceso a más autores iberoamericanos. Es una situación anormal: mis libros se pueden encontrar aquí, pero no llegan a Perú y, si consiguen llegar, son muy caros. Es una situación frustrante", sentencia Chirinos.

María Negroni es menos optimista: "En la industria editorial hay una incomunicación, y no sólo entre España e Hispanoamérica. Dentro de América la circulación de libros es espantosa. (...) España, con su auge económico, es ahora un lugar importante en términos editoriales". La poetisa argentina llama la atención sobre un hecho: "Muchos autores tienen libros publicados en España que no llegan a circular por América. La principal razón es el precio; es prohibitivo. Hay un divorcio muy extraño. Los autores americanos tenemos los libros publicados en España, pero no llegamos a nuestros lectores inmediatos, a los de nuestro país".

Paradoja desconsoladora

Eduardo Milán está de acuerdo en el aspecto económico. "Los libros en nuestros países son carísimos. No los puedes comprar. Es una paradoja y una realidad desconsoladora. Por ejemplo, nosotros tres, si no hubiéramos publicado en España, no habríamos venido a Cosmopoética. Pero ¿qué pasa con los otros poetas que no publican en editoriales españolas?".

Lo que todos esperan es que la fiesta de la poesía como encuentro entre diferentes voces de todo el mundo no decaiga. Así ha sido la tercera edición de Cosmopoética, a la que han asistido alrededor de setenta poetas y cantautores de varios países, que han leído sus versos y participado en talleres y mesas redondas.

El encuentro arrancó el pasado miércoles con la intervención del premio Nobel de Literatura Derek Walcott, y se clausuró ayer por la noche con una lectura de poemas de varios escritores españoles y americanos.

De izquierda a derecha, Eduardo Chirinos, Eduardo Milán, María Negroni, Tomás Segovia y Ángel González, en Córdoba.
De izquierda a derecha, Eduardo Chirinos, Eduardo Milán, María Negroni, Tomás Segovia y Ángel González, en Córdoba.F. J. VARGAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50