Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV reclama un dictamen independiente del estado del 'Guernica'

Los nacionalistas quieren que el cuadro viaje temporalmente al Museo Guggenheim Bilbao

La Real Academia de Bellas Artes es la entidad que ofrece las suficientes "garantías" de independencia para evaluar el estado actual del Guernica de Picasso. Así lo manifestaron ayer a las puertas del Museo Reina Sofía de Madrid los senadores del PNV Joseba Zubía y Javier Maqueda, acompañados por el alcalde de Gernika, Miguel Ángel Aranaz. Este nuevo informe vendría precedido de la comparecencia en la Cámara de dos expertos británicos.

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando no había recibido ayer petición alguna ni por parte del Ministerio de Cultura, ni del Museo Reina Sofía, ni del Senado para evaluar el estado del Guernica. "Si llega, será atendida y el informe técnico lo realizará la sección de pintura. El estado del cuadro es muy delicado, esto no es una novedad, y el criterio general es que cuanto menos se muevan las obras mejor. La evaluación del Guernica dependerá, en cualquier caso, de los expertos", afirmó ayer el director de esta institución, Ramón González de Amezua. "Sería necesario limpiarlo y consolidarlo, incluso si se quisiera mover de una sala a otra", subrayó.

Tras fotografiarse junto al Guernica en el Reina Sofía, el portavoz del PNV en el Senado, Joseba Zubía, y el portavoz del mismo grupo de la Comisión de Cultura, Javier Maqueda, acompañados por el alcalde de Gernika, Miguel Ángel Aranaz, anunciaron las futuras iniciativas de su partido en relación con la petición de traslado temporal de la obra a Bilbao. "Ésta es una vieja reivindicación y no queremos ligarla al actual clima político", dijo Zubía, quien, sin embargo, afirmó que en la negativa a la que se han enfrentado anteriores peticiones "subyacían razones políticas". La nueva moción de los nacionalistas fue aprobada en el Senado el 29 de marzo por todos los grupos excepto el socialista. "Es destacable que el PP haya cambiado su postura", subrayó Zubía. Desde el PP reiteraron su confianza en los técnicos. "El informe probablemente sea contrario al traslado, pero un nuevo estudio no perjudica a nadie", afirmaron.

En caso de que los técnicos lo autoricen, el traslado del Guernica coincidiría el próximo año con el décimo aniversario del Guggenheim y el 70º del brutal bombardeo que inspiró la obra. "El nuevo estudio será independiente, la academia lo garantiza, y no se realizará a petición del Gobierno vasco, ni del central", adelantó Zubía.

El último informe sobre el estado del Guernica data de 1997. El PNV consiguió entonces que se aprobara en el Congreso una proposición no de ley para el traslado del cuadro al nuevo Museo Guggenheim. La evaluación técnica promovida por el Reina Sofía obtuvo el apoyo de 40 expertos. El exhaustivo estudio radiológico y químico del lienzo identificó más de un centenar de "grietas en sentido vertical", desgarros, orificios y pérdidas de materia, y por tanto desaconsejaba su traslado.

Además de un nuevo informe, el PNV ha solicitado la comparecencia ante la comisión del Senado de dos expertos: Jonathan Ashley-Smith, secretario general del International Institute for Conservation (IIC), y David Bonford, restaurador jefe de pintura en la National Gallery de Londres. Aunque los senadores afirmaron que "estos expertos aportarán datos que podrán servir para el informe", desde la National Gallery negaron la posibilidad de una comparecencia: "David Bonford no ha recibido una invitación para comparecer y en caso de que la recibiera no podría aceptarla. Los restauradores de esta institución no pueden opinar sobre el estado de obras que no pertenecen a la colección".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de abril de 2006