_
_
_
_

Los científicos de Birdlife niegan que la gripe aviar se propague por aves migratorias

La organización científica y ecologista Birdlife negó ayer que las aves migratorias propaguen la gripe aviar. La organización, que reúne a científicos de más de 100 países, aseguró que millones de aves salvajes ya han llegado a sus zonas de invernada en África sin que hayan aparecidos casos de la gripe H5N1, como predijeron la Organización Mundial de la Salud y la FAO (agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura). El virus sigue saltando en las aves de Rumania y Ucrania, que ayer confirmaron nuevos focos, y en China, que anunció un nuevo caso humano.

La Cumbre Mundial sobre gripe aviar celebrada en noviembre concluyó que las aves migratorias transmiten el virus H5N1 aunque aún se desconoce mucho sobre qué especies lo propagan y cómo.

El argumento es que si las aves enferman con el virus también los transmiten. "No hay un virus que mate al 100% de los animales que infecta. Además, desde que el virus infecta las aves y desarrollan la enfermedad pasa un tiempo en el que pueden volar y, por tanto, llevar la enfermedad", argumentó el veterinario jefe de la FAO, Joseph Domenech. La sospecha se vio reforzada cuando aparecieron aves migratorias muertas en China y meses después en el Danubio, lugares clave de las rutas migratorias.

La prestigiosa Birdlife discrepó ayer: "Millones de aves han llegado ya a sus zonas de invierno en África sin que hayan aparecido casos sospechosos". "La explicación más obvia es que las aves salvajes no propagan la enfermedad", afirmó el director ejecutivo de Birdlife, Michael Rands. El director de la Sociedad Española de Ornitología, que representa a Birdlife en España, Alejandro Sánchez, coincide: "La transmisión ha seguido la ruta del comercio de aves de corral. Es más lógico que las aves de corral hayan infectado a las migratorias".

Agresividad

El virus de H5N1 tiene una agresividad entre las aves sin precedentes. Desde 2003 circula por Asia sin que ningún país haya controlado los brotes. De allí se ha extendido a Europa. Rumania confirmó ayer la aparición de nueve gallinas muertas por el virus en el delta del Danubio. Con éste, han aparecido 12 brotes en Rumania desde octubre. Ucrania confirmó que las aves que aparecieron muertas en Crimea la semana pasada fallecieron por el H5N1.

El virus, además de persistente entre las aves, puede infectar a las personas, lo que le convierte en candidato para originar una pandemia. Los científicos temen que el virus mute y se adapte al hombre. Desde 2003 ha infectado a al menos 135 personas y matado a 69. El Gobierno chino confirmó el quinto caso humano de gripe aviar en ese país. Se trata de una enfermera de 31 años del noreste del país que enfermó el 30 de octubre tras estar en contacto con aves muertas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_