Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El campus de Llevant convoca un concurso de arquitectos para la nueva Escuela Industrial

El consorcio de la Zona Franca invertirá 88 millones de euros en tres edificios

El consorcio del campus de Llevant, que gestiona el proyecto de la nueva área universitaria del Fórum, convocará un concurso de arquitectos para el nuevo edificio de la Escuela Industrial, muy probablemente la primera construcción que se alzará en las ocho hectáreas de terreno a caballo entre Barcelona y Sant Adrià de Besòs. Por ese mismo motivo, el plan urbanístico del nuevo campus ha sido aprobado por los dos ayuntamientos. Serán algo más de 63.000 metros cuadrados de techo de equipamientos y cerca de 60.000 de terciario. A zona verde y espacio público se reservan 31.000.

El nuevo edificio de la Escuela Industrial debe estar acabado para el curso 2007-2008. Al menos ésa es la previsión del propio centro para trasladar a los aproximadamente 2.000 alumnos y 140 docentes. Al nuevo campus se trasladará la Facultad de Ingeniería Técnica Industrial, y los espacios que actualmente ocupa en el edificio de la calle de Urgell quedarán a disposición de la Diputación de Barcelona, que tenía previsto reagrupar las oficinas y servicios dispersos por la ciudad, en el complejo de la Maternitat, en las Llars Mundet y en algunos edificios del Eixample. La Diputación de Barcelona financia con 23 millones de euros los nuevos equipamientos de la Escuela en el campus de Llevant.

Josep Escolà, gerente del Campus Tecnológico de Llevant, explicó a este diario que el concurso se convocará este mes para diseñar un proyecto global del campus y, más en concreto, propuestas para el edificio donde se instalará la Escuela Industrial. "Los plazos van bien. En enero se decidirá sobre las propuestas formuladas, en marzo se estará en disposición de licitar las obras y empezar en verano los primeros movimientos de tierras. Si no hay problemas, el edificio de la nueva Escuela Industrial se podrá entregar a finales de 2007", detalló el gerente del campus.

De hecho, el edificio de la nueva Escuela Industrial es, por ahora, la única pieza del puzzle docente y de empresa tecnológica que se quiere levantar en esa nueva área ganada tras el Fórum. La Universidad Politécnica, a la que está adscrita la Escuela Industrial, anunció que trasladaría al nuevo campus los estudios de arquitectura, pero no ha pasado de ser una declarción de intenciones.

Las ocho hectáreas de superficie -comprendida entre la calle de Taulat y la Ronda del Litoral, por un lado, y Sant Raimon de Penyafort hasta el vértice que dibuja la ronda- darán cabida a edificios de equipamientos, los propios centros docentes y residencias de estudiantes; a edificios destinados a usos terciarios -en principio, vinculados a la docencia del propio campus-, y a zona verde y vial. El plan urbanístico aprobado antes del verano por el Ayuntamiento de Barcelona describe a grandse rasgos la distribución de los espacios. A equipamientos se destinan 63.000 metros cuadrados, que se podrán ampliar hasta el 40% más; 59.600 a actividad económica -básicamente oficinas o actividades relacionadas con el campus-, y unos 30.000 metros cuadrados a zona verde y espacios libres que se concentrarán en la fachada marítima del solar, entre Sant Raimon de Penyafort y la futura Rambla de la Mina.

Consorcio de la Zona Franca

En principio, los edificios que se alzarán en el nuevo campus tendrán dos alturas: unos, 28 metros, lo que equivale a planta baja más seis, y otros, de 44 a 48 metros. La excepción del conjunto será una torre de unos 70 metros que se alzará en el vértice que se asoma literalmente en la curva que dibuja la Ronda del Litoral cuando se aleja del mar, en territorio de Sant Adrià de Besòs. Joan Callao, concejal de Urbanismo de esa localidad, argumentó que se quiere identificar "con un edificio de cierta altura la llegada al campus".

Si las piezas que deben integrar el puzzle docente universitario tienen que concretarse más con proyectos y plazos, algo parecido ocurre con los edificios de actividad económica que construirá el consorcio de la Zona Franca, que agotará todo el techo que se destinará a ese fin. No hay fecha en el calendario y la construcción se realizará por fases, señalaron portavoces del citado consorcio, que invertirá 88 millones de euros. Lo que está determinado es la ubicación y que se tratará de edificios tipo Nexus que el mismo consorcio promovió en el campus Norte de la Universidad Politécnica. Los dos más altos -de 48 metros-se construirán uno de ellos casi frente al edificio Fórum y el otro al lado de la Rambla de la Mina. El tercero, de 28 metros de altura, se alzará casi en el solar situado prácticamente en el vértice, a los pies de la ronda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de octubre de 2005