Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos empresas europeas de defensa pagaron comisiones a Pinochet entre 1997 y 2004

RDM de Holanda y BAE Systems del Reino Unido depositaron el dinero en cuentas secretas

Las empresas RDM de Holanda y BAE Systems pagaron entre 1997 y junio de 2004 comisiones privadas por valor de 3,5 millones de dólares al ex dictador chileno, Augusto Pinochet, a raíz de la compra de equipos militares y proyectos conjuntos, respectivamente. Las informaciones de los últimos días, que están siendo investigadas por la justicia chilena, confirman la sospecha durante años de que Pinochet y su familia se habían convertido en comisionistas a cuenta de la compra por parte de Chile de armamento militar. El origen de la fortuna ilícita del ex dictador comienza a aclararse.

La venganza bíblica sobre el general Pinochet todavía sigue su marcha. Ayer el periódico británico The Guardian reveló que la empresa de armamento BAE Systems pagó a Pinochet un millón de libras esterlinas entre 1997 y junio de 2004 (dos millones de dólares) en concepto de comisiones por proyectos conjuntos desarrollados por el Ejército de Chile y la empresa Royal Ordnance, filial de BAE Systems.

La noticia siguió en pocos días a una declaración oficial de Joep van den Nieuwenhuyzen, propietario de la empresa de armamentos Rotterdamshe Droo-gdok Maatshippij (RDM), Holanda, quien declaró el fin de semana pasado que su compañía pagó a empresas "pantalla" de Pinochet la suma de 1,5 millones de dólares en 1998.

La fortuna ilícita parcial del ex dictador y de su familia -unos 16 millones de dólares- quedó al descubierto a raíz de la investigación del banco norteamericano Riggs, en 2004 y 2005. El dinero se canalizó a través de unas 150 cuentas secretas y un número importante de empresas en paraísos fiscales.

Lo que se sospechaba se ha confirmado. La fortuna fue amasada a través del cobro de millonarias comisiones en operaciones de compras de armamento y equipos de defensa por parte del Estado chileno mientras Pinochet era presidente y comandante en jefe del Ejército.

Las comisiones descubiertas se materializaron a lo largo de los años noventa y hasta junio de 2004, esto es, cuando Pinochet ya estaba sometido a diversos procedimientos judiciales en Chile por violaciones sistemáticas de derechos humanos. Fuentes jurídicas consultadas subrayaron el hecho de que el último pago realizado por la británica BAE Systems ( 9,970 dólares) tuvo lugar en junio de 2004. Para esas fechas, Pinochet ya había sufrido dos procesamientos por parte del juez Juan Guzmán.

"Tiene todo el aspecto de un plan de pensiones de Pinochet con comisiones de las empresas de armamento", dijo una fuente jurídica consultada ayer en Santiago.

La empresa holandesa vendió a Chile 202 tanques armados modelo Leopard, equipos en desuso en el Ejército holandés. En 1998, RDM depositó 1,5 millones de dólares en dos tacadas. Las cuentas beneficiarias: Eastview Finance, Islas Vírgenes, y Cornwall Overseas. El banco para canalizar los pagos fue el Coutts Bank, filial Miami. La cuenta: 525142172.

Cornwall Overseas, a su vez, ha sido la beneficiaria de nueve pagos realizados por BAE Systems a Pinochet, entre marzo de 2000 y el 30 de junio de 2004.

Los pagos de BAE Systems se relacionan con gestiones realizadas por el propio Pinochet, en su calidad de presidente de Chile y comandante en jefe del Ejército chileno, en los años ochenta, para desarrollar proyectos conjuntos, entre ellos el del cohete Rayo, de bajo coste, destinado a ser comercializado en países de América Latina y África. El proyecto resultó ruinoso para la industria militar chilena y resultó finalmente cancelado.

BAE Systems, matriz de Royal Ordnance, ayudó al ex dictador a justificar su viaje a Londres en octubre de 1998, cuando Pinochet fue detenido a raíz de la orden internacional de arresto cursada por el juez Baltasar Garzón. La defensa de Pinochet, tras su arresto, acudió a BAE Systems para que hiciera pública una carta de invitación al ex dictador. BAE Systems se enredó en aquellos días en una serie de contradicciones. Mientras su portavoz negaba públicamente que existiese una invitación a Pinochet, los dirigentes de la compañía entregaron una carta comercial a los abogados de Pinochet para que éstos, a su vez, la difundieran en los medios de comunicación.

La misiva, al parecer redactada tras el arresto de Pinochet, le invitaba a participar en la feria anual de armamento de Reino Unido. La defensa invocó esta invitación como una prueba de que Pinochet había viajado a Londres en su carácter de ex presidente de Chile, ex comandante en jefe del Ejército y senador vitalicio. Ni el Gobierno de Tony Blair ni los magistrados del tribunal penal de Bow Street ni los miembros del comité judicial de la cámara de los lores aceptaron la carta de BAE Systems como un documento que sirviera para invocar la inmunidad diplomática del ex dictador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de septiembre de 2005