Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un viaje por España con mucho gusto

Diez visitas y rutas gastronómicas para un verano dedicado a los sentidos

Queso en Fuerteventura, migas con pimentón en La Vera, arroces y marisco en el delta del Ebro, aceite y almazaras en Córdoba y cursos de cata en La Rioja. Ideas sugerentes en un mapa de diversidad.

La gastronomía brinda cada vez mayores estímulos para viajar. Más allá de los afamados destinos culinarios del norte, existen muchas otras opciones. Mercados, viñedos, olivares, museos... Todo invita al disfrute, a pesar de la sequía de este año.

1 Un año sabroso en Barcelona

Entre los quesos canarios más afamados constan el de Flor de Guía, en Gran Canaria; el del Juncal, en La Palma; el de El Hierro, y el de Teno, en Tenerife. Diez de ellos obtuvieron galardones en el reconocido World Cheese Award de 2005, celebrado en Londres

El aceite de oliva traza múltiples rutas turísticas, como la que recorre las localidades cordobesas de Montilla, Baena, Cabra, Lucena y Priego de Córdoba

Cada viernes, a las once de la mañana, los gourmet-turistas parten con un guía desde la plaza de Cataluña rumbo a una aventura por el centro de Barcelona. El mercado de la Boquería, la pastelería Escribà, las granjas (cafeterías) de la calle de Petrixol, la butifarrería de Santa María o las vinotecas del barrio de La Ribera son algunas de las paradas que animan dos horas de paseo y degustación. La ruta constituye una de las múltiples actividades del Año de la Alimentación, la Cocina y la Gastronomía, que la capital catalana celebra hasta marzo de 2006. Según un estudio de la Universidad de Barcelona, más de un 30% del dinero que dejan los turistas en esta ciudad está relacionado con la gastronomía. Arte, compras y buen comer, una fórmula turística que tiene este año más sentido que nunca en Barcelona. En verano, más de 300 restaurantes ofrecen menús especiales. Se organizan cursos, por ejemplo, el de cocina a cargo del chef Daniel Bausa en el Gran Hotel La Florida (27 de julio y 31 de agosto). Hay diferentes visitas especiales, entre otras, la que permite descubrir la alimentación del antiguo Egipto (las noches de viernes hasta finales de septiembre) en el Museo Egipcio. También se puede participar en degustaciones, como las del chocolate programadas por el Museu de la Xocolata hoy, 23 de julio, y los días 6, 13 y 21 de agosto.

- Turismo de Barcelona: www.barcelonaturisme.com. Información de la Ruta Gourmet (932 85 38 32). Precio: 10,50 euros.

- www.gremirestauracio.com.

2 Placeres helados de Alicante

Nada más apetecible que un helado para refrescarse. Uno de los epicentros tradicionales de este dulce se sitúa en la provincia de Alicante, en Ibi y Jijona, donde se elaboran desde el siglo XIX y de forma artesanal helados de leche con fama en toda la geografía española. ¿Sabores? Tantos, que la elección se hace difícil. Por ejemplo, el de torta de Xixona, que ganó este año el concurso al mejor sabor nuevo en la Feria Internacional del Helado Artesanal Intergelat, en Alicante, donde se presentaron 240 variantes de helados de chocolate. El sabor favorito de José Luis Gisbert, presidente de la asociación que reúne a los heladeros artesanos, es el de stracciatella, que se ofrece en su heladería La Ibense de Alicante, salpicado de trocitos de chocolate amargo. Para asegurar una experiencia óptima, un consejo de Gisbert: "El helado se debe tomar con calma y a una temperatura adecuada". Es decir, no demasiado frío: la masa no debe resistirse a la cuchara. Entre los establecimientos alicantinos, tres recomendaciones: Luis Baldo, en Santa Pola; Sol y Nieve, en Novelda, y La Ibense, en Ibi.

- Turismo de Alicante: www.alicanteturismo.com.

- ANHCEA (Asociación Empresarial Nacional de Elaboradores Artesanos y Comerciantes de Helados y Horchatas): www.infogelat.com.

3 De vinos por El Somontano

En las faldas de las montañas de Huesca, El Somontano es una zona vinícola de lo más jugosa. Entre las bodegas que se pueden visitar destaca la de Enate. Su especialidad: los rosados. De hecho, el Rosado 2004 recibió un premio en la última edición de Vinexpo, en Burdeos. El edificio, proyectado por Jesús Manzanares, ya es de por sí interesante, y la visita incluye viñedos, sala de envejecimiento, sala de aromas, tienda, una degustación y la excelente colección permanente de los artistas que han diseñado desde hace años las etiquetas: Antonio Saura, Antoni Tàpies, Gustavo Torner, Eduardo Arroyo, Eduardo Chillida, Pepe Cerdá y Mapi Ribera, entre otros. Por otra parte, del 4 al 7 de agosto se celebrará en Barbastro el Festival de Vino del Somontano, con actuaciones de Miguel Ríos, Rafael Amargo y Marta Sánchez, y una nutrida muestra gastronómica a cargo de los principales productores y restaurantes de la zona.

- Bodegas Enate (974 30 25 80). Avenida de las Artes, 1. Salas Bajas (Huesca).

- Denominación de Origen Somontano (974 31 30 31 y

www.dosomontano.com).

4 Un queso por cada isla canaria

Canarias es una de las regiones españolas con una mayor y más variada producción de quesos. El más conocido es el majorero, elaborado en Fuerteventura, feudo de los antiguos mahos prehispánicos. Sin embargo, cada isla se puede saborear a través de sus propios quesos, excelentes y fáciles de encontrar. Ya antes de la conquista del archipiélago por las tropas castellanas a finales del siglo XV, existía una importante cabaña caprina. En 1498, el queso canario llegó a ser moneda de pago. Hoy los quesos mezclan también leche de oveja y de vaca, y a ser posible, cruda. Son untuosos, curados, con pimentón o con gofio (harina de maíz u otro cereal tostado), e incluso ahumados, como los de La Gomera. Los de Gáldar, en Gran Canaria, se curan en cuevas naturales y son biológicos. Entre los más afamados constan el de Flor de Guía, en Gran Canaria; el del Juncal, en La Palma; el de El Hierro, y el de Teno, en Tenerife. Diez de ellos obtuvieron galardones en el reconocido World Cheese Award de 2005, celebrado en Londres.

- www.platodeldia.com.

- www.quesos.com.

5 Entre olivares cordobeses

Paisaje y cultura. El aceite de oliva es un elemento esencial de la gastronomía andaluza. Su cultivo y elaboración trazan múltiples rutas, como la que recorre las localidades cordobesas de Montilla, Baena, Cabra, Lucena y Priego de Córdoba. En Montilla se puede visitar el Museo del Aceite de Juan Colín. A la explicación sobre el proceso productivo se suma el descubrimiento de piezas históricas como un molino de tracción animal con prensa manual, y otro de piedras cónicas y prensa hidráulica. Al final, una degustación de aceite de las variedades picual, picudo y hojiblanca. Para grupos, el Ayuntamiento de Montilla organiza rutas más amplias, que incluyen una tonelería y la bodega Montillana. En Baena espera la almazara de Núñez de Prado y el Museo del Olivar y del Aceite. En Almedinilla, el Museo Histórico-Arqueológico, en una antigua almazara, dedica una de sus salas a la arqueología del aceite con objetos ibéricos y romanos. En medio del ondulado paisaje de olivos de Priego de Córdoba, los hoteles, cortijos y casas rurales brindan descanso.

- Museo del Aceite Finca Juan Colín (957 33 53 83). Montilla. Visitas concertadas, 2 euros.

- Almazara Núñez de Prado (957 67 01 41). Baena. Visitas gratuitas y concertadas.

- Museo del Olivar y del Aceite (957 69 16 41; www.museoaceite.com). Baena.

- Turismo de Almedinilla (957 70 33 17). Entrada al Museo Histórico-Arqueológico, 2 euros; a la villa romana El Ruedo, 2; entrada conjunta, 3,50.

- Alojamientos rurales en Priego de Córdoba: www.priegorural.com.

6 Arroces en el delta del Ebro

Es el mayor humedal catalán y por estas fechas sus largas playas ofrecen un buen espacio para disfrutar del Mediterráneo. El cultivo del arroz propicia, además, una densa gastronomía local. El delta ocupa una superficie de 320 kilómetros cuadrados, parte de los cuales forman un parque natural, que se ha salvado de desaparecer bajo el polémico proyecto del trasvase del Ebro. Lagunas, marismas y canales dibujan un sedante paisaje horizontal infestado de aves acuáticas. Más allá de los clásicos arroces negros y a banda, en las principales poblaciones del delta, Deltebre, Amposta o Poblenou, se puede probar el típico rossejat, arroz tostado con caldo de pescado. También abunda el marisco: ratllats, canyuts, caxels y cornetes, y algunos dulces como las tortas con requesón, los borrachos, las borraines con miel, el menjar blanc (postre de almendras) y la leche merengada con canela y azúcar.

- www.ebre.com.

7 La Rioja, con clases de cata

"Todo el mundo puede aprender a catar un vino". El enólogo José Ramón Jiménez Berger, encargado de los cursos de iniciación a la cata que celebra cada sábado el Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco, en Briones, enseña a sus alumnos a afinar los sentidos a través de siete vinos. Vista, nariz y boca participan de la experiencia. "Uno de los momentos clave se produce durante la cata del tercer vino, un tinto joven, cuando de pronto todos logran identificar el aroma a regaliz". Los cursos de cata son una actividad que se añade a la visita al espléndido museo, que descubre las claves del cultivo de la vid, la vendimia, la elaboración del vino, además de una colección etnográfica, arqueológica y artística. Hoy, 23 de julio, se celebra la I Gala de la Cultura del Vino, con una charla y una degustación a cargo del chef Abraham García (restaurante Viridiana) y Custodio Zamara (sumiller del restaurante Zalacaín), y una actuación del ballet Bolshoi en el patio central (entrada, entre 40 y 60 euros; venta a través de Ibercaja).

- Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco (902 32 00 01; www.dinastiavivanco.com). Cursos de cata: los sábados, a las 12.00 y 17.00; 18 euros. Visitas al museo,6 euros.

8 La ruta del ibérico de Huelva

La sierra de Aracena es uno de los sitios más boscosos y mejor conservados de Andalucía. Las dehesas de alcornoques, quejigos y encinas están a rebosar de cerdos ibéricos que por primavera se atracan de bellotas y que retozan en libertad en los charcos para desparasitarse. Por allí se sitúan algunos de los lugares míticos del jamón y los productos del cerdo ibérico, ese animal del que se dice que gustan hasta los andares. Entre ellos, Aroche, Jabugo, Aracena, Almonaster la Real, Linares de la Sierra y Castaño del Robledo, poblaciones de sabor morisco con sus casas enjalbegadas, sus iglesias medievales y esas tabernas y locales donde probar el mejor jamón de bellota y el lomo, pero también otras piezas muy preciadas, como la pluma y el secreto.

- Restaurante José Vicente (959 12 84 55). Avenida de Andalucía, s/n. Aracena. Unos 18 euros.

- Restaurante Casa García (959 14 31 09). San Martín, 2. Almonastir la Real. Unos 25 euros.

9 Recetas con pimentón en La Vera

Con denominación de origen propia, el pimentón es uno de los productos más genuinamente extremeños. Fue introducido en España en época de Cristóbal Colón, quien se lo ofreció a los Reyes Católicos en el monasterio de Guadalupe. Más tarde, fue el monasterio de Yuste el primero en emplearlo como conservante. Hoy se cultiva en toda La Vera, en la provincia de Cáceres, en esos valles a salvo del frío a los pies de Gredos. Una hermosa ruta recorre sus principales puntos de producción a través de poblaciones que aún conservan algún ejemplo de la arquitectura popular y están rodeadas de gargantas para solazarse: Madrigal de la Vera, Valverde de la Vera, Garganta la Olla, Jaraíz de la Vera y Cuacos de Yuste son algunas de ellas. En los restaurantes de la comarca se pueden probar recetas que contienen el colorado condimento, como las migas, los embutidos y la sopa de tomate.

- Restaurantes: www.aturiv

e.com. Recetas y fabricantes: www.pimentonvera-origen.com.

10 Los Mercados de Don Quijote

Embutidos de venado, quesos y miel de Ciudad Real, o patatas asadas de Talavera de la Reina. Son algunos de los productos que se pueden probar en los Mercados de Don Quijote, que también ofrecen artesanía y espectáculos, y recorrerán, hasta finales de octubre, distintas localidades de Castilla-La Mancha. Estas semanas visitan las plazas de la provincia de Ciudad Real. Hoy y mañana toca en Manzanares; el 30 y 31 de julio, en Valdepeñas, y los siguientes fines de semana, en Puertollano, Tomelloso y Campo de Criptana. Continúa en Consuegra (Toledo), para seguir por otros lugares.

- www.castillalamancha.es/turismo.

CUATRO MERCADOS URBANOS

UNA DE LAS PARADAS urbanas más apetecidas por los turistas son los mercados. En ellos se palpa la vida cotidiana, y los sentidos se ponen alerta. Algunos están además contenidos en bellos edificios de arquitectura singular. Otros, simplemente, sorprenden por la calidad de sus productos, como el de Maravillas, en el barrio madrileño de Cuatro Caminos, con vocación multicultural y que rebosa hortalizas y frutas latinoamericanas, casquería y buen pescado. Uno de los más visitados, con más de 2.500 turistas al día, es La Boquería de Barcelona. Especializado en hongos, especias y todos los caprichos imaginables, en él se aprecia la vida del botiguer catalán tradicional en toda su autenticidad.El de La Ribera, en Bilbao, ocupa un espectacular edificio de estilo ecléctico junto a la ría, y es un delirio de peces, marisco y productos del Cantábrico, mientras que elCentral de Valencia, además de cúpulas y vidrieras modernistas, regala a la mirada los máscoloridos y apetitosos productosde la castigada y poco protegida huerta valenciana.- Mercado Maravillas. Bravo Murillo, 122. Madrid.- La Boquería (www.boqueria.info; 933 04 02 72). La Rambla, 91. Barcelona. Ofrecen rutas guiadas.- La Ribera. La Ribera, 20. Bilbao.- Mercado Central. Plaza de la Ciudad de las Brujas, s/n. Valencia

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de julio de 2005

Más información