Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La multinacional SABMiller compra la cervecera colombiana Bavaria por 6.500 millones de euros

SABMiller, segundo productor de cerveza del mundo, anunció ayer la adquisición de la cervecera colombiana Bavaria por 7.200 millones de dólares (6.500 millones de euros). Bavaria pertenece a la familia Santo Domingo (propietaria, entre otros negocios, del diario El Espectador), una de las más ricas de América Latina. Se trata de la mayor operación empresarial en la historia de Colombia.

Los Santo Domingo pasarán a tener una participación de 15,1% en la multinacional de origen surafricano, lo que convertirá a la familia en el segundo mayor accionista de la compañía, superada sólo por Altria Grupo, que controla el 26% de SABMiller. Además del pago en acciones a los Santo Domingo (valoradas en 4.800 millones de dólares), SABMiller desembolsará 1.100 millones de dólares para comprar los títulos de los accionistas minoritarios. Otros 1.900 millones de dólares serán destinados a cubrir deuda de la empresa, empujando así el valor de la operación hasta los 7.800 millones de dólares.

Las negociaciones para la compra de Bavaria arrancaron a finales de enero de este año. La compañía Inbev, de origen belga y con operaciones en Brasil, Heineken, y SABMiller fueron las más interesadas, ya que deseaban entrar en la región latinoamericana al considerar que el consumo de cerveza crecerá fuertemente en los próximos años. Según datos de la propia compañía, el consumo de cerveza crecerá a un ritmo del 4% en Suramérica en los próximos años, mientras que a nivel mundial sólo aumentará el 2%.

Bavaria, fundada en 1889, ha emprendido una política de expansión internacional en los últimos dos años. En Colombia, Ecuador y Perú, su cuota del mercado de la cerveza alcanza el 95%. En Panamá controla el 70%. El objetivo de SABMiller, es superar a Inbev. Inbev fabricó en Suramérica 70 millones de hectolitros de cerveza en 2004, mientras Bavaria produjo 30 millones. Las ventas de Bavaria en 2004 fueron de 1.900 millones de dólares y tiene 32.000 empleados. SABMiller, de momento, no ha anunciado recortes de empleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 2005