Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google pondrá en la Red millones de libros de bibliotecas académicas

La digitalización de los fondos de varias universidades exigirá más de cinco años

Google, el buscador en Internet más utilizado en el mundo, anunció ayer su intención de poner en la Red las bibliotecas de cinco de las instituciones académicas más importantes del mundo. Este proyecto, que se desarrollará en los próximos años, es el fruto de un acuerdo entre la firma californiana y las universidades estadounidenses de Harvard, Stanford y Michigan, la británica de Oxford y la Biblioteca Pública de Nueva York, según informó la compañía en un comunicado.

Los libros, en una cantidad que se cifra en millones, serán escaneados a fin de que los usuarios de Internet puedan consultarlos a través del buscador y desde los propios sitios de las universidades. Los internautas podrán consultar el texto íntegro de las obras de dominio público. En los textos sujetos a derechos sólo podrá consultarse un extracto y las referencias bibliográficas. Google no descarta llegar a acuerdos comerciales con los editores de las obras o promover su compra desde terceros sitios como la librería en línea Amazon. También planea enlaces con bibliotecas públicas en las que se puedan consultar los libros.

Digitalizar la biblioteca de Michigan, un caso, llevará seis años, pues tiene un fondo de siete millones de volúmenes. La biblioteca de Nueva York permitirá a Google incluir únicamente una pequeña parte de sus libros, los que ya no tienen derechos de autor. Harvard limita de momento su participación a 40.000 obras, mientras que Oxford quiere que Google escanee los libros del siglo XIX que se guardan en la biblioteca Bodleian. Una portavoz de dicha universidad informó de que entre los libros que se digitalizarán hay novelas, poesía, publicaciones políticas y libros de arte. "Existen muchas obras importantes descatalogadas y sólo disponibles en unas pocas bibliotecas del mundo que ahora estarán al alcance de cualquiera", añadió. Google escaneará alrededor de un millón de libros, menos del 15% del fondo de la Bodleian.

Acceso universal

"Antes incluso de lanzar Google, soñábamos con que fuera posible la consulta en Internet de la increíble cantidad de información que los bibliotecarios clasifican con tanto amor", explicó Larry Page, uno de los fundadores de Google. "Hoy tenemos la alegría de anunciar este proyecto destinado a digitalizar las colecciones de esas bibliotecas increíbles para que todos los usuarios de Google puedan utilizarlas instantáneamente", añadió. Para Larry Page, "la misión de Google es organizar la información mundial". "Estamos encantados de poder trabajar con esas bibliotecas para llevar a cabo dicha misión". "El proyecto tiene como fin desbloquear toda la riqueza de información que está fuera de la Red y ponerla en línea", afirmó Susan Wojcicki, directora de gestión de productos de Google. "Creemos apasionadamente que el acceso universal a los tesoros mundiales de la edición es un objetivo crucial", comentó Mary Sue Coleman, presidenta de la Universidad de Michigan. Con este acuerdo "se resuelve un viejo problema: cómo llegar a la gente cuando ella no puede llegar a nosotros", señaló John Wilkin, bibliotecario de la Universidad de Michigan.

El buscador ya ha lanzado un servicio, Google Scholar, que da acceso a obras académicas como tesis o resúmenes. Otra compañía norteamericana que vende un servicio similar ha demandado a Google por uso de la marca Scholar. La existencia de bibliotecas virtuales de menor dimensión no es inédita. La española www.cervantesvirtual, por ejemplo, permite la lectura de unos 12.000 títulos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de diciembre de 2004