Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTRENO | 'Mujeres en pie de guerra'

Ocho luchadoras contra el franquismo unen sus voces en un documental

Susana Koska debuta en la dirección con 'Mujeres en pie de guerra', que produce Loquillo

Sara Berenguer, Neus Català, Maria Salvo y Rosa Laviña huyeron de España en 1939 perseguidas por sus ideas, libertarias o comunistas. Rosa Díaz fue una niña de la guerra, Teresa Buigas luchó contra la dictadura desde la clandestinidad, y a Carme y Merçona Puig Antich el régimen de Franco, en sus estertores, les arrebató a su hermano Salvador. Las ocho unen sus voces a favor de la libertad en Mujeres en pie de guerra, documental con el que Susana Koska debuta en la dirección.

La escritora y actriz Susana Koska (San Sebastián, 1966), autora también del guión del filme, tuvo hace un tiempo la idea, junto a su compañero sentimental, Loquillo (productor de la película), de homenajear a través de un proyecto global -filme, disco, montaje teatral, obra gráfica...- a las mujeres de este país comprometidas con la libertad y, de paso, combatir el olvido de la historia reciente. El primer paso -el documental, la banda, a la que pone voz el propio Loquillo, y las pinturas, de Fernando Perena- ya está dado.

MÁS INFORMACIÓN

Koska apoya en las entrevistas a las ocho mujeres, el hilo conductor del filme. Especialmente sobrecogedores son los testimonios de Sara Berenguer, que militó en la resistencia francesa durante la II Guerra Mundial y en la lucha clandestina contra Franco desde Beziers, donde aún vive. O Neus Català, recluida en el campo de concentración alemán de Ravensbrück, y que, al salir, continuó rebelándose contra la dictadura desde Toulouse. O Rosa Laviña, a la que Koska guía a la playa de Argelès-sur-mer, en cuyo campo de concentración vivió más de un año. O Maria Salvo, juzgada por el código militar por sus actividades antifranquistas y encarcelada 17 años. Koska afirma que con el documental ha querido recuperar "una larga historia que nadie nos ha contado" y contribuir a que se siga hablando de ella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de octubre de 2004