Un millón de personas morirá en Sudán si no llega ayuda, según EE UU

La ONU pide a la comunidad internacional una ayuda de 236 millones de dólares

Agencias

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, lanzó ayer un llamamiento a la comunidad internacional para recaudar 236 millones de dólares destinados a ayudar a más de un millón de desplazados por el conflicto registrado en los últimos meses en Darfur (oeste de Sudán) y a los ya refugiados en el vecino Chad. "A día de hoy estimamos que si conseguimos hacer entrar la ayuda perderemos unas 300.000 personas y si no el resultado puede ser mucho más grave, del orden del millón de personas", dijo a la prensa Adndrew Natsios, director de la agencia estadounidense para el desarrollo (USAid).

Egeland señaló que los fondos están destinados a proporcionar ayuda alimentaria, asistencia médica, alojamiento, semillas y utensilios agrícolas a la población de esa zona de Sudán. "Estamos ante una de las peores crisis humanitarias recientes", dijo el dirigente de la ONU en una conferencia de prensa previa a una reunión en Ginebra con representantes de varios organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales y países donantes de ayuda para examinar la situación en Darfur. Egeland destacó que considera que la comunidad internacional "llega tarde" para hacer frente a esa "tragedia humana".

También el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas, James Morris, advirtió de la magnitud del problema en Darfur y calculó que a finales de este año será necesario prestar asistencia a unos "dos millones de personas" en situación de "riesgo" en esa región africana, de ellos entre 300.000 y 400.000 refugiados. Según Morris, "el Gobierno (sudanés) debe asumir su responsabilidad", especialmente en la neutralización y desarme de las milicias Janjawid, acusadas de ser las responsables de la agresión contra la población civil, para poder facilitar la seguridad de las operaciones de ayuda humanitaria en la zona. El representante del PMA alertó de la necesidad de resolver con urgencia el problema de la población desplazada y refugiada y de favorecer cuanto antes el retorno a sus hogares y evitar que ese tipo de situaciones se prolongue.

Natsios también destacó la necesidad de desmovilizar y desarmar a las milicias Janjawid y subrayó que esa tarea "sólo puede hacerla el Gobierno" de Sudán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de junio de 2004.

Lo más visto en...

Top 50