Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL GRAN DÍA DE LAS LETRAS

La ministra defiende la paz como principio esencial

[...] El próximo año 2005 celebraremos el IV centenario de la primera edición de El Quijote, una fecha que no estamos dispuestos a dejar pasar como un accidente más en la variopinta orografía del calendario. Al contrario, convertiremos este recordatorio en uno de los ejes fundamentales de la política cultural del Gobierno para los próximos años.

Queremos hacer del 2005 un punto de apoyo en el que colocar la ilustrada palanca que nos permita remover el mundo. Cervantes es la palabra mágica. [...]

Hay hambre de cultura hispana y Cervantes es la miga de esa cultura, su corazón, un corazón que estamos dispuestos a donar. Y uno de los instrumentos básicos para esa operación será el Instituto Cervantes, llamado a ser la verdadera piedra angular de nuestra política cultural en el exterior. [...] Un revitalizado Instituto Cervantes se aplicará la máxima de Umberto Eco según la cual "la fuerza de la cultura puede evitar el choque de civilizaciones" y defenderá que el intercambio cultural es el medio más eficaz para comprender la naturaleza del otro.

En tiempos convulsos de grandes transformaciones, el Instituto tiene la capacidad de mantener abiertos canales de comunicación que suelen cerrarse a propuestas políticas o económicas. [...]

He querido hablar de paz aquí, en esta ceremonia de entrega del Premio Cervantes a don Gonzalo Rojas, porque si puede ser cierto que en el principio fue el Verbo, lo que está fuera de toda duda es que en el principio, en cualquier principio, debe ser la paz. [...]

Versos sobrecogedores

Esa vida que don Gonzalo Rojas ha sabido coger como un rábano por las hojas para hacerla cristalizar luego en un mosaico de versos tan espiritualmente apabullantes, tan delicadamente encarnizados, que nos sobrecogen.

Rojas ha dejado constancia de su maña para componer un paisaje poético que mueve a torrentes de emoción y agradecimiento, el mismo agradecimiento al que hoy damos forma en este solemne acto. [...]

¿De qué escribe el poeta? Don Gonzalo Rojas responde sin titubeos: "De lo que no sabe. Uno escribe de lo que ignora, del enigma", y no se refiere precisamente a un pensamiento religioso, sino a esos elementos secretos, oscuros, que pueden venir de lo más profundo de nosotros.

Para el poeta, todo está urdido, basta con escarbar un poco para que aflore la familiaridad que existe entre las cosas. En la humildad periódica del creador frente a la hoja en blanco, se convence de que no merece aquello que le fue dado y de que el dador, por qué no, puede llamarse Dios.

Extracto del discurso de la ministra de Cultura, Carmen Calvo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de abril de 2004