Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Pasarela Gaudí aplaude la elección de Pertegaz para el vestido de Letizia Ortiz

Poca inventiva y casi nada de riesgo en la última jornada de desfiles

El elegido es Manuel Pertegaz. Los diseñadores que han pasado esta semana por Gaudí han aplaudido la elección de Pertegaz, confirmada ayer por La Zarzuela, como el hombre que diseñará el traje de novia que Letizia Ortiz Rocasolano lucirá el próximo 22 de mayo en la catedral de la Almudena cuando contraiga matrimonio con el príncipe Felipe. Mientras la Pasarela Gaudí vivía su penúltima jornada, Letizia Ortiz visitaba ese jueves por la mañana el taller del modista, en la avenida Diagonal, a tres meses para el enlace.

La futura princesa de Asturias pasó cerca de dos horas mientras su prometido inauguraba la exposición sobre Dalí en Caixaforum. Las visitas de Letizia Ortiz a Barcelona han sido varias desde que se anunciara el compromiso. A mediados de enero, la prometida del príncipe de Asturias estuvo de rebajas por Barcelona con su futura cuñada la infanta doña Cristina. La del jueves fue, sin duda, la más importante al darle el sí quiero al octogenario modista Pertegaz. Como es lógico, el teléfono del taller de Pertegaz no dejó de sonar ayer. Pertegaz, nacido en Teruel y afincado en Barcelona, aseguró que habrá que esperar al día de la boda para saber cómo es el vestido. "Pertegaz está muy ilusionado, feliz y contento por muchas cosas. La noticia ha sido muy bien recibida por parte de todo el mundo. Si se lo encargan no es por lo que haya sido, sino por lo que continúa siendo", señaló un colaborador muy cercano al modista. "Su obra habla por sí sola, él veía que su estilo encajaba en el estilo de Letizia".

Broche de oro

Algunos de los principales diseñadores de la Pasarela Gaudí han coincidido en subrayar que éste es el broche de oro a la carrera de uno de los grandes de la alta costura. "A todos nos hubiera gustado hacer ese vestido", afirmó la diseñadora catalana Lydia Delgado, "pero Pertegaz es la persona ideal". La prometida del Príncipe ha lucido algunas prendas de la diseñadora vasca Miriam Ocariz. Hace pocos días se la pudo ver con un pañuelo y una falda de Ocariz. "Pertegaz es la historia en España. Lo respeto muchísimo", afirmó al enterarse de la noticia Ocariz.

Josep Font, otro de los catalanes que ha mostrado sus propuestas en la pasarela, recuerda cómo la primera vez que vio un pertegaz lo lucía Bibis Samaranch, un impresionante vestido de color rojo que lo dejó fascinado. Él era muy joven. Pertegaz siguió presente en su vida, ya que la madre de Font era clienta del modista y sus vestidos se conservaban como joyas. Aitor Muñoz, uno de los gemelos de la firma Ailanto, afirma que la elección ha evitado la polémica. "Si hubieran elegido a alguien más joven, quizás sí hubieran habido problemas. En cambio, Pertegaz se lo merece por su estilo marcado y su carrera". Sita Murt, de Esteve, señala un aspecto clave: "Mientras sea un modista español, me parece bien". Todavía está en la mente de muchos el vestido blanco del diseñador italiano Giorgio Armani que lució el día de la pedida. El director creativo de la firma Armand Basi, Lluís Juste de Nin, no tuvo más que buenas palabras para Pertegaz, al que definió como un maestro que incluso tiene en cuenta la psicología de sus clientas para diseñar las prendas. Juste de Nin añadió: "Dicho con todo el respeto, no tengo un sentimiento monárquico y me abstengo de más comentarios". Para Rosa Clarà, diseñadora de colecciones de novia, "es el broche de oro a un diseñador que lo ha sido todo, el único superviviente en España de la alta costura. A nadie le puede haber sentado mal".

"Una 38 perfecta"

Joaquín Verdú aventuró características del traje: "El vestido de doña Letizia irá unido a las necesidades del protocolo. Una cola adecuada, con mangas, poco escote y un material muy noble. Es fácil vestirla, es una talla 38 perfecta". Hanníbal Laguna quiso agradecer su elección a Letizia Ortiz. "Es la oportunidad que todos los españoles tenemos de volver a disfrutar de un magnífico Pertegaz".

Los que no desfilaron esta semana por Gaudí también han coincidido en las alabanzas. El vestido traerá cola. Así lo cree el diseñador de Pronovias, Manuel Mota. "Puede sentar un precedente en la moda nupcial en el futuro. Lo que haga, muchas chicas lo querrán imitar, igual que ocurrió con el vestido de moda de Grace Kelly, Fabiola o Diana de Gales. Sin duda, tendrá secuelas". Roberto Verino es otro de los personajes satisfechos de la elección del modista turolense, al que ha definido como "el decano de los diseñadores de moda españoles". "Había muchísimas opciones, si algo tenemos aquí es una larga lista de diseñadores", afirmó Modesto Lomba, para quien Pertegaz tiene como "el prodigioso Mozart, una facilidad para la genialidad". Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España, subraya que Pertegaz es un maestro indiscutible de la moda española.

En cuanto a la jornada de ayer en la Pasarela Gaudí, la última, el llamado Colectivo Espacio Gaudí Diseñadores, con 11 nuevos nombres esta vez, fue un largo desfile con poca inventiva y casi nada de riesgo, informa Roger Salas. Higinio Mateu ha hecho un buen trabajo de investigación y tiene aciertos; su patronaje es complejo y con riesgos, abordando con soltura la mezcla del cuadro escocés y los paños lisos. Destacó también Esther Montoya y su firma EMO, desde los primeros pantalones de raso negro para los breakers, hasta el aire londinense de sus chicas, con una ropa bien hecha donde homenajea a la distintiva línea roja de Prada y usa una gráfica fuerte de loa al hip-hop. Al final, María Barros mostró sentido del color y sus combinaciones inspirándose en los ballets rusos de Diaghilev. Alma Aguilar debutó en solitario en Gaudí con un desfile demasiado largo, haciendo gala de un gran despliegue de medios económicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2004