Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patrimonio Nacional asume la gestión del monasterio de Yuste

El monasterio de Yuste (Cáceres), la última residencia del emperador Carlos V, será gestionado y tutelado a partir de ahora por Patrimonio Nacional, según el acuerdo adoptado ayer por el patronato de este monumento, que se convierte además en residencia real.

El presidente de la Junta de Extremadura, el socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra, afirmó: "Tomamos una decisión muy importante para Extremadura, para España y para la Unión Europea. En un momento en el que casi todas las comunidades autónomas a lo que aspiran es a tener el máximo de competencias posibles, aquí actuamos contracorriente. En lugar de pedir mas competencias cedemos las que tenemos sobre este monasterio a Patrimonio Nacional. Una decisión que no es producto del azar ni de la precipitación, sino de un estudio concienzudo".

La ministra de Cultura, Pilar del Castillo, descartó que "el objetivo más tangible es que existan las mayores garantías para que el monasterio tenga el futuro que se merece. No tiene otra connotación, porque esa referencia embrionaria de Europa ya va implícita".

Se trata de " un monumento de gran simbolismo y significación, porque aquí murió hace 445 años el emperador Carlos V, hoy enterrado en el monasterio de El Escorial", enfatizó el presidente de Patrimonio Nacional, Álvaro Fernández-Villaverde da Silva, duque de San Carlos. El monasterio se convierte además en residencia real, aunque su primer uso "será el religioso", recordó Álvaro Fernández-Villaverde.

El prior de Yuste, Francisco de Andrés, evocó el sentido primigenio del monasterio, situando en ese contexto al emperador Carlos V que llegó a la Vera cacereña "a morir, como él decía, expiando sus pecados. Ésa es la primera idea que hay que tener: Yuste es un monasterio habitado por monjes que hacen vida contemplativa, y sin que la vida se desvirtúe se van incorporando otras formas que la potencian, biblioteca, actividades culturales, hospedería, espacios de silencio...".

Plan director

A partir de ahora, y como primer paso, Patrimonio Nacional elaborará un plan director y después se acometerán diferentes obras tanto en la parte visitable como en la residencia real. Se incorporarán también tapices, cuadros y otros objetos que guarden relación con el emperador Carlos V. En todo caso, no parece que Yuste vaya a sufrir excesiva presión turística. El presidente de Patrimonio Nacional cifró en tres millones el numero de visitantes que soportan los 16 monumentos que tutela, y de momento sólo el Palacio Real alcanza la cifra de un millón de turistas.

El monasterio de Yuste, levantado sobre los restos de otro viejo convento, se alza en la solana de la sierra de Tormantos. Entre 1556 y 1558 sirvió de residencia a Carlos V. Está habitado por monjes jerónimos y es sede de la Academia Europea de Yuste y del Curso de Verano de la Universidad de Extremadura, actividades que mantendrá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 2004