Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Zamora compra el legado de León Felipe

Una casa museo contendrá 2.500 manuscritos

El pleno del Ayuntamiento de Zamora aprobó el viernes, en el último pleno del año y por la vía de urgencia, una propuesta del alcalde del PP, Antonio Vázquez, para adquirir el legado del poeta León Felipe (Tábara, Zamora, 1884 -México, 1968), hasta ahora en manos del albacea Alejandro Campos Ramírez, más conocido como Alejandro Finisterre, y su esposa María Herrero Palacios.

El acuerdo, que debía cerrarse antes del 31 de diciembre, se firmará como una "donación onerosa", según palabras del alcalde, y supondrá el desembolso de unos 920.000 euros (153 millones de pesetas) y la asignación de una remuneración vitalicia de 3.000 euros mensuales al albacea, en concepto de "asesor" para el legado del poeta nacido en Zamora.

El legado se cifra en unos 2.500 manuscritos, poemas sueltos inéditos, 5 libros manuscritos y acabados pero nunca publicados, además de correspondencia, fotografías, y otras pertenencias del poeta de los Versos y oraciones del caminante. El alcalde de Zamora ha manifestado la intención de trabajar con una casa museo local donde la obra de Felipe Camino Galicia, León Felipe, pueda ser vista, consultada, investigada y estudiada. Antonio Vázquez manifestó que "le cabe a Zamora el honor y la responsabilidad de dar por finalizado este injusto tiempo de olvido, de más de 30 años de silencio que hoy rompemos". El municipio zamorano manifiesta su intención de publicar la obra recibida para su divulgación en colegios y bibliotecas, incluidos los libros y poemas inéditos que acompañan el legado.

La oposición municipal zamorana, PSOE e IU, mostró su discrepancia con la forma de plantear la urgencia para el acuerdo municipal y el grupo socialista puso de manifiesto las dudas sobre la situación de los derechos de edición de la obra de León Felipe. A pesar de la abstención de ambos grupos, la mayoría absoluta del PP fue suficiente para acordar la compra del legado, que incluye también el traspaso de la Fundación León Felipe, que pasará a presidir el alcalde de Zamora.

León Felipe se licenció en Farmacia y su vida está marcada por su inquietud, que lo lleva a viajar y vivir en Santander, Valladolid, Madrid, Guinea, Uruguay, Argentina y México, donde se exilia hasta su muerte (1968) tras la Guerra Civil española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de diciembre de 2002