Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

15 cetáceos quedan varados en Canarias mientras se realizan maniobras militares

El Gobierno canario pidió ayer la suspensión del ejercicio, y Defensa lo mantiene

Quince cetáceos, 12 de ellos muertos, han aparecido varados en Fuerteventura y Lanzarote mientras en la zona se desarrollan unas maniobras militares con participación de la OTAN. El Gobierno de Canarias y el Cabildo Insular de Fuerteventura, a la vista del masivo varamiento de cetáceos, han pedido el cese inmediato del ejercicio. El Estado Mayor de la Armada se puso en contacto con el Gobierno canario y el Ministerio de Medio Ambiente y les ofreció su colaboración para aclarar lo sucedido, pero mantuvo las maniobras, que acaban mañana.

En nota oficial, el Ministerio de Defensa había anunciado la realización junto a Fuerteventura de 'operaciones de limpieza de minas inertes, que estarían a cargo de un submarino y dos buques cazaminas'. Todas estas naves llevan equipos de sonar que emiten ondas de muy baja frecuencia. Un portavoz de Defensa aseguró ayer que la Armada había ofrecido todos sus medios para aclarar lo sucedido y paliar en lo posible sus efectos, aunque matizó que 'no está demostrado, en absoluto, que la muerte de los cetáceos haya sido causada por las maniobras'.

La operación de salvamento de los animales, en la que participaron unas 90 personas, fue coordinada por el director general de Política Ambiental, Juan Carlos Moreno, que se trasladó en helicóptero a Fuerteventura a primera hora de la mañana. Los ejemplares afectados son zifios, unos cetáceos con dientes que miden entre cuatro y seis metros. Son zifios de las especies Cuvier, Gervais y Blainville, según precisó Vidal Martín, presidente de la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en Canarias, que está realizando las necropsias de los animales.

Varios ejemplares de este tipo de mamífero marino, según informa la Sociedad Española de Cetáceos, también sufrieron varamientos en Madeira en 2000, coincidiendo con maniobras militares de la OTAN. Los científicos escanearon entonces las cabezas de los cetáceos y encontraron hemorragias en el oído interno de los animales.

La bióloga marina de la Universidad de La Laguna y miembro de la Federación Ecologista Canaria Natacha Aguilar considera que esas hemorragias internas también se han producido ahora. La bióloga, puesta ayer al habla con un mando de las maniobras, intentó averiguar las características de los sonar utilizados y la distancia a la costa de las embarcaciones, para así establecer qué intensidades acústicas recibieron los animales. Aguilar señaló que, dado que los zifios cazan en aguas profundas, son más sensibles a la contaminación acústica.

Caso similar

Hay abundantes precedentes de cetáceos afectados por maniobras. Fuentes militares reconocieron ayer que hubo un caso similar en España en 1989, tras el que se dieron instrucciones de evitar áreas con presencia conocida de cetáceos.

El presidente de la Sociedad Española de Cetáceos, Ricardo Sargaminaga, explicó anoche que los tres animales rescatados y devueltos a alta mar difícilmente saldrán adelante, pues lo más probable es que tengan los órganos internos dañados. Todos los biólogos y científicos consultados consideraron que lo sucedido podría haberse evitado si se hubiese realizado un estudio de impacto ambiental previo a las maniobras, sobre todo cuando se conoce que la zona entre Fuerteventura y África es un importante paso migratorio de cetáceos y el otoño es época de paso.

A última hora de ayer unos 500 ciudadanos se manifestaron en el sur de Fuerteventura contra las maniobras. Por su parte, la senadora de Asamblea Majorera, Claudina Morales, pedirá la comparecencia del ministro de Defensa, Federico Trillo, para que dé una explicación.

Las maniobras Neo Tapón 2002, organizadas por España con participación de EE UU, Canadá, Francia, Grecia, Italia, Portugal, Turquía y la flota de la OTAN para el Mediterráneo, empezaron el pasado día 17 y acabarán mañana. Se han desarrollado en una amplia zona situada entre el mar de Alborán y Canarias, con un portaaviones, 50 buques de superficie, seis submarinos y 30 aeronaves.

Los transportistas de Fuerteventura se han ofrecido para trasladar gratis los cetáceos muertos al vertedero donde se realizan las necropsias. Los cetáceos son especies protegidas por tratados nacionales e internacionales, así como por el Catálogo Canario de Especies Amenazadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de septiembre de 2002