Reutemann no se presentará a las elecciones presidenciales

'No y no. ¿Qué quiere? Que se lo escriba en un papel con letras así de grandes'. Sin dudas, de buen ánimo y tranquilo, quizá aliviado, el ex piloto de fórmula uno y actual gobernador peronista de la provincia de Santa Fe, Carlos Reutemann, se enfrentó ayer a los periodistas que le aguardaban a la salida de la Casa Rosada, la sede del Gobierno, y aseguró que no se inscribirá en las internas del Partido Justicialista para la elección del candidato a presidente de la nación que deben realizarse a fines de noviembre. En esta carrera, Reutemann era considerado el favorito indiscutido. Reutemann recogía, además, la mejor intención de voto entre los posibles aspirantes a la jefatura del Estado, según los sondeos de opinión.

Más información

Las razones políticas que explican la negativa de Reutemann no están claras. El gobernador dice que en realidad nunca se postuló como 'candidato a nada', que no le teme a la disputa interna y que la situación del país no es tan complicada. 'Pero es el momento de definir qué rumbo se quiere tomar', manifestó.

Según Reutemann, 'si la política económica es previsible, se refinancia la deuda externa con una quita de capital y nuevos plazos para pagar los intereses y se recupera la confianza, estaría resuelto casi el 50% de los problemas de Argentina'.

La negativa de Reutemann reduce la disputa interna del peronismo a tres aspirantes que todavía no se sacan demasiada ventaja entre sí en las encuestas. Se trata del ex presidente Carlos Menem; del ex gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, jefe de Estado interino durante siete días a finales de diciembre, y del gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, que vuelve a ocupar un sitio en la carrera después de anunciar el pasado domingo su retirada para apoyar a Reutemann.

La diputada Elisa Carrió, líder de la Alternativa para una República de Iguales, el movimiento de centroizquierda que se insinúa como el único capaz de hacer frente al peronismo en las elecciones presidenciales previstas para fines de marzo, le había propuesto a Reutemann la abstención de ambos a las elecciones internas de sus partidos para impulsar la convocatoria a elecciones para todos los cargos, incluidos los parlamentarios.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de julio de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50